Los aguinaldos garantizados son la excepción dentro de los municipios de Río Negro

La mayoría de los intendentes ingresó a la última quincena del año sin los fondos asegurados. Desde el gobierno provincial advirtieron que no está previsto brindar asistencia.

Los intendentes rionegrinos que llegaron a la última quincena del año con los fondos garantizados para el pago de aguinaldos son la excepción.

La imagen común de estos días muestra a jefes comunales -la mayoría de ellos recién llegados a la gestión- inquietos, porque los recursos no aparecen y la presión de los trabajadores va en aumento.

La escena se completa con una mala noticia proveniente desde Viedma: “Por el momento, no hay asistencia de emergencia de la Provincia para pago de aguinaldos en carpeta”, respondieron a Diario RÍO NEGRO desde el gobierno de Alberto Weretilneck, ante una consulta sobre un posible salvataje para mandatarios locales en crisis.

Un relevamiento realizado por este diario en 11 municipios, entre ellos los ocho con mayor población de la provincia, determinó que más de la mitad no cuenta todavía con el dinero para cancelar la segunda cuota del Sueldo Anual Complementario.

Apenas uno –Bariloche, la ciudad más poblada de Río Negro y con plantel municipal más nutrido- tiene a sus empleados con las sumas ya depositadas, en tanto que Allen pagó con los sueldos de noviembre el proporcional correspondiente a los cinco primeros meses del segundo semestre. El resto se cancelará entre fines de diciembre y principios de enero, pero los recursos ya están asegurados, según informaron desde la gestión del radical Marcelo Román.

Entre las otras tres ciudades con mayor cantidad de habitantes, Roca y Viedma tienen fechas definidas para las transferencias a sus trabajadores, mientras que en Cipolletti la semana cerró con la idea de que se podrían reunir los recursos, pero luego de un fuerte estrés político y financiero.

Hay que recordar que muy pocas horas después de asumir, la secretaria de Hacienda de esa ciudad del Alto Valle, Isabel Tipping, declaró que el municipio no contaba con los 100 millones de pesos necesarios para cumplir con sus obligaciones salariales inmediatas.

Esa revelación generó un fuerte revuelo interno y externo, porque se abrió paso a planteos gremiales y también reaccionaron los referentes de la gestión local saliente, conducida por Claudio Di Tella. Desde el entorno del exmandatario salieron a aclarar que habían dejado un plazo fijo con un monto suficiente para afrontar las obligaciones salariales, algo que hizo revisar la postura del nuevo gobierno, que habló entonces de un panorama “complicado”, pero con el pago de los aguinaldos antes de las fiestas “garantizado”.

Lejos de esas certezas, la nueva intendenta de Catriel, Daniela Salzotto, culminó la semana buscando la forma de sumar recursos, además de definir prioridades.

“Pago proveedores o algo de aguinaldos”, le dijo la mandataria peronista a Diario RÍO NEGRO, luego de describir que la herencia recibida de la gestión de Juntos Somos Río Negro se conforma por 90 millones en caja, pero 350 millones de compromisos pendientes con prestadores de distintos servicios.

Dentro del mismo corredor de la Ruta 151, el flamante intendente de Cinco Saltos, Enrique Rossi, describió un presente igual de complejo.

“No tengo la plata todavía, la estoy juntando”, respondió el líder de Avancemos Cinco Saltos ante la consulta de Diario RÍO NEGRO.

En esa localidad se dio una particularidad, que sumó malestar a las nuevas autoridades. La gestión anterior, encabezada por Liliana Alvarado, canceló el SAC correspondiente a la planta política antes de dejar la función, sin tener garantizados los recursos para el resto del personal de planta y contratados.

Y dentro del Alto Valle, otra situación crítica fue presentada por el intendente de Villa Regina, Luis Albrieu.

“El municipio no tiene fondos propios ahorrados ni tiene la posibilidad de recaudarlos. Sí hay posibilidad de aportes dinerarios extraordinarios de Nación (pendiente) de la gestión anterior y la Provincia”, indicó el mandatario, que regresó al cargo el martes pasado.

Esas expectativas de asistencia fueron manifestadas antes de que el gobierno rionegrino advirtiera que no tiene en sus planes liberar fondos a los municipios para aguinaldos, al menos hasta poder dar previsibilidad a las obligaciones propias.

La deuda de proveedores es de 350 millones y cuento con un disponible de 90 millones. Pago proveedores o algo de aguinaldos.

Daniela Salzotto, intendenta de Catriel.


Gennuso se fue al día; Soria y Castro tienen fechas de pago


El exintendente de Bariloche, Gustavo Gennuso, dejó cancelados los aguinaldos antes de finalizar su gestión.

El miércoles 6 de diciembre depositó a unos 2.000 empleados municipales la totalidad de los salarios del mes de noviembre y la segunda cuota del SAC, que significó unos 500 millones de pesos.

Entre las cuatro ciudades más pobladas de la provincia, Roca y Viedma ya tienen definidas las fechas de pago.

La administración de María Emilia Soria depositará el próximo jueves una suma de 216.911.222 pesos, para los más de 1.300 empleados que tiene el municipio.

Por su parte, Marcos Castro prevé las transferencias del SAC un día después, el viernes 22, según la información oficial enviada a este diario.

Los aguinaldos representan unos 200 millones para el municipio capitalino, que además tiene comprometido un bono de 50.000 pesos para sus agentes, que se paga en dos partes, entre diciembre y enero.

Dentro del Valle Inferior y también en el lote de los que tienen previsibilidad sobre fechas, el Ejecutivo de Conesa tiene definido cancelar el medio aguinaldo este miércoles 20, en tanto que el 30 pagará los sueldos de diciembre.


Deudas y rendiciones pendientes complican a Jacobacci


“Estamos complicados. El municipio tiene muchas deudas y estamos viendo cómo hacemos”, respondió el intendente de Jacobacci, José Mellado, ante la consulta de Río Negro sobre el pago del aguinaldo a los agentes.

Mellado expuso el mismo panorama que plantearon otros jefes comunales de ciudades donde hubo cambio de color político en el gobierno.

“Tenemos deudas con proveedores, con gremios y problemas con algunas rendiciones que no se presentaron en tiempo y forma”, describió.

En la localidad de la Región Sur se necesitan unos 24 millones para el SAC.

Mellado, uno de los nuevos jefes comunales rionegrinos que enfrenta una herencia compleja.


En Choele Choel la planta política deberá esperar


“Estamos trabajando para conseguir los recursos que demanda el pago de los aguinaldos. Vamos a hacer todo el esfuerzo fiscal necesario para poder pagar el SAC antes de las fiestas”, dijo el intendente de Choele Choel, Diego Ramello cuando fue contactado por este diario para conocer detalles sobre el esquema salarial de fin de año en el municipio.

Ante esa falta de fondos garantizados, el dirigente de Juntos Somos Río Negro tomó una decisión alrededor de los aguinaldos: en diciembre sólo cobrará por ese concepto el personal de planta permanente y los contratados, mientras que los funcionarios de la planta política deberán esperar hasta enero para percibir las sumas correspondientes.

De acuerdo con los datos aportados por el mandatario, en la localidad del Valle Medio se necesitan unos 20 millones de pesos para cumplir con la obligación extra de diciembre.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora