Nicolás Posse, un hombre clave para Milei: cuál es su rol en el plan de privatización de empresas públicas

Nicolás Posse, jefe de Gabinete en el gobierno de Milei, se posicionó como pieza clave con amplias facultades en el diseño del nuevo gabinete. Sin embargo, tendrá un rol preponderante en el ámbito de las empresas públicas.

En el nuevo gobierno de Javier Milei, Nicolás Posse, Jefe de Gabinete, será una figura central con atribuciones cruciales en el manejo de empresas públicas. Cuáles son los detalles del diseño del Gabinete y las facultades clave que consolidarán el poder de Posse.

En su primer día de gestión, el presidente Javier Milei delineó un esquema de poder meticuloso y prolijo, firmó 13 decretos que esbozan el diseño de su gobierno, destacando la figura central de Nicolás Posse, Jefe de Gabinete. Entre las normas, se reveló que Posse jugará un papel crucial en el manejo de las empresas públicas, marcando una dirección clara hacia el ajuste anunciado.

El decreto 8 redujo el número de ministerios de 18 a 9 más tres secretarías con rango de cartera, y el 9 nombró a Mariano Cúneo Libarona como ministro de Justicia. Sin embargo, el decreto 12, firmado por Milei, levantó la restricción de designar parientes en el Estado, allanando el camino para nombrar a su hermana, Karina Milei, como Secretaria General de la Presidencia mediante el decreto 13.

No obstante, uno de los focos más importantes se centran en el rol de Nicolás Posse, cuyas atribuciones destacan su papel central en el manejo de las empresas públicas. Según la norma fundacional del gobierno, Posse intervendrá en los planes de acción, presupuestos y decisiones estratégicas de las sociedades del Estado, entidades autárquicas, organismos descentralizados y cuentas y fondos especiales.

El poder de Posse se refuerza al establecer lineamientos, impartir directivas y recomendar acciones a los titulares de las dependencias del Estado que ejerzan derechos societarios en las empresas públicas. Además, puede designar directores representantes del Estado en estas entidades, marcando una concentración de facultades sin precedentes en el ámbito de las empresas estatales.

El Ministro de Economía, Luis Caputo, también recibe atribuciones sobre las empresas públicas, pero con un matiz importante: sus acciones están condicionadas por las pautas decididas por el Jefe de Gabinete, Nicolás Posse. Esto implica que Caputo ejecutará las órdenes de Posse, pero no emitirá decisiones autónomas sobre el destino de estas entidades.

En este contexto, la atención se dirige hacia la potencial reestructuración, liquidación, cierre o privatización de empresas públicas, marcando una clara señal de ajuste en estos sectores.

La figura de este funcionario surge en clave de ser un hombre fundamental para llevar a cabo este proceso, consolidando un esquema de poder donde las decisiones estratégicas y financieras de las empresas estatales pasan por su despacho.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios