Río Negro compró un avión y al mismo tiempo contrató vuelos por más de u$s 3 millones

La aeronave para traslados de la gobernadora y para servicios sanitarios llegará en pocas semanas. En paralelo a esa licitación, el gobierno renovó un contrato con Sapsa por $ 315 millones.

La Provincia de Río Negro recibirá –a más tardar en junio- el avión adquirido a una empresa estadounidense por una cifra superior a los 4 millones de dólares. Cuando llegue la aeronave el gobierno deberá tomar una decisión importante, porque en simultáneo con esa compra firmó un contrato con otra firma por servicios de traslado aéreo, por un total de casi 3 millones de dólares. Ese acuerdo fue sellado en octubre pasado y tiene un plazo de vigencia de dos años.

En principio, el Ejecutivo rionegrino cumplió un nuevo pago a la firma Gantt Aviation y asegura que el Cessna Citation V Ultra, usado, estará en Río Negro entre mayo y junio.

La aeronave adquirida es presentada oficialmente con destino del Servicio de Emergencia Médica, pero en la licitación se requirió una unidad para “transporte de personas y/o carga, equipada con Kit de traslado sanitario, incubadora y Cápsula Covid nuevos”.

En realidad, el avión se propone para traslados sanitarios y de autoridades provinciales. Desde hace años, tres carteras contratan -en forma independiente- traslados aéreos: la Secretaría General para funcionarios, y el Ministerio de Salud y el Ipross para urgencias médicas.

En octubre pasado, la Secretaría General, aún a cargo de Daniel Sanguinetti, renovó un contrato con Sapsa para los servicios aéreos “de la gobernadora y acompañantes por 24 meses”. El convenio prevé un costo total de 315 millones de pesos, lo cual, representaría casi tres millones de dólares, según la actual cotización oficial.

Ese convenio prorroga otro firmado en septiembre del 2019 por Nelson Cides, como secretario general, y por María Jose Elizagaray por la firma aérea. El mismo tiene origen en la licitación 58/2019 para viajes del “gobernador y/o personas que éste designe”, con “una aeronave biturbohélice”, que tuvo un único oferente, la empresa Sapsa, del grupo Vía Bariloche.

En la renovación, en octubre del 2021, la Provincia no contempló que ya tramitaba la adquisición de una aeronave.

La resolución N° 822, que prorroga esa obligación, se formalizó el 5 de octubre. En ese momento la licitación de compra estaba en marcha, con apertura de los sobres para el 18 de noviembre.

El convenio original y el renovado fijan plazos contractuales de 24 meses, pero también es cierto que el acuerdo base -según su punto N° 8- prevé que la Provincia “podrá rescindir unilateralmente, sin invocar causa alguna, en cualquier momento, con un preaviso de 30 días”.

Otra salida radicaría en “el objeto” acordado cuando se prevé que la empresa es prestadora de un “servicio demandado”.

Así, en la resolución 698 del 2021, la Secretaría General aprobó la “ampliación contractual de un 30% del valor adjudicado en el 2019”, que inicialmente se aproximaba a los 143 millones.

Además, en el trámite de prórroga, Sapse pidió un “reajuste de precios”, planteando que “el servicio en cuestión” requiere “componentes dolarizados” y alude a “variaciones de precios al consumidor”, “del tipo de cambio”, “del combustible aeronáutico y, por último, en los precios del entrenamiento en simulador de vuelo en Estados Unidos, justificando así el incremento solicitado del 70% sobre el valor actual”.

Además, la resolución autoriza finalmente pagos de 39.403.471 pesos en lo quedaba del 2021, de 157.615.885 pesos durante el presente ejercicio y de 118.210.414 pesos para el 2023. La previsión de gastos totaliza 315.229.770 pesos.

Asimismo, existe una “addenda del convenio” original donde se establece valores, a partir de un costo de “785,21 pesos por kilómetro recurrido”.

En el agregado -firmado por Sanguinetti y Elizagaray por Sapsa – se pacta que el vuelo Viedma-Buenos Aires, con regreso, tiene un costo de 2.811.062 pesos y el equivalente de la Capital provincial a Bariloche, con vuelta, equivale 2.526.815 pesos. Equivale a 23.622 dólares y 21.233 dólares por vuelo, respectivamente. El otro costo incluido corresponde a Viedma-Neuquén-Viedma por 2.173.469 pesos, es decir, unos 18.260 dólares.

El monto acordado

4.234.990
dólares fue la suma acordada para el pago del avión a la firma Gantt Aviation Inc. (Nell Joy Ind. Latinoamericana SA).

La oposición pone el precio bajo la lupa

El precio acordado por el Cessna Citation V Ultra que incorporará la Gobernación de Río Negro movilizó a la oposición política de la provincia.

El bloque del Frente de Todos analizó ayer la presentación de una denuncia penal para que se investigue el proceso de licitación, en tanto que la bancada de Juntos por el Cambio formalizó un pedido de informes, para que la Secretaría General detalle los pormenores de la compra.

Esta última acción del legislador Juan Martín se complementó con una iniciativa que había presentado semanas atrás, proponiendo la creación un sitio web específico, donde se puedan encontrar todos los datos sobre el uso de los aviones del Estado provincial.

El pedido de informes presentado ayer por Juntos por el Cambio.

El impulso para estas nuevas acciones legislativas surgió de un informe periodístico publicado el fin de semana. El sitio Infobae aseguró que los 4,2 millones de dólares comprometidos por el gobierno rionegrino significan el doble del costo real de la aeronave.

La nota del periodista Nicolás Pizzi indica que “en el mundo aeronáutico aseguran que hubo un enorme sobreprecio”. 

“Es un avión viejo, de 1994, estaba a la venta en Estados Unidos a 2,3 millones. Lo vendía otra empresa norteamericana, apareció un intermediario y pagaron más del doble”, detalló un empresario que pidió anonimato. “Estaba en Fort Lauderdale y se lo llevaron a Forth Worth (Texas), donde está la empresa intermediaria, el pliego fue redactado a medida como ocurre en estos casos”, apuntó otra fuente consultada por ese medio.

El informe también consigna que en la gobernación de Río Negro argumentaron que el precio acordado con la empresa Gantt contempla un kit sanitario para trasladar pacientes (USD 249.990), el programa de mantenimiento durante dos años (USD 485.000), y los trámites de nacionalización.


30 años atrás, la maniobra de los aviones de Sapse


RÍO NEGRO investigó en 1992 la compra de dos aviones Metro II, usados por la empresa aérea estatal rionegrina Sapse, que presidía Santos Massaccesi, primo del entonces gobernador.

Esas naves fueron adquiridas por Sapse a 2.300.000 cada uno, cuando su valor de mercado era de 1.300.000. En un concurso previo de precios habían “participado” dos firmas que -luego se supo- habían sido disueltas un año antes.

Pese a las pruebas del dolo, el juez Eduardo Giménez dictó el sobreseimiento de Santos Massacesi. El fallo quedó firme porque el fiscal no apeló. Pero el entonces director de este diario Julio Rajneri siguió la investigación en Estados Unidos y constató que las supuestas oferentes no existían y que la cotización de los aviones era muy inferior a la pagada por Sapse.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios