Rolando Figueroa habló de «retraso social» en Neuquén y va por un ajuste a la política

El gobernador asumió por primera vez en Neuquén con un duro diagnóstico. Dijo que la provincia está desfinanciada, anticipó un achique de gastos y reiteró que revisará los pases a planta.

Rolando Figueroa subió al estrado para concretar su jura con una foto de sus padres. Pidió un «vasito de agua» antes de empezar a hablar por 29 minutos que trazaron un duro diagnóstico de Neuquén y coqueteó un par de veces con quebrarse. «Valió la pena aquel día en que vinimos con mi vieja a Neuquén a buscar más oportunidades y valió la pena haber vuelto al Norte Neuquino para construir un proyecto político desde las bases, desde tierra adentro», aseguró.

Tras ocho meses de educada transición, el nuevo gobernador retomó el mensaje opositor que lo llevó a ganar las elecciones del 16 de abril y describió ayer que la provincia «está injusta» y ofreció un «baño de realidad» sobre las dificultades económicas y financieras con las que asume su gestión.

«Es una provincia con recursos y gran potencial que puede llegar a ser una de las usinas más importantes del mundo, con una belleza paisajística única y un recurso humano increíble, pero está desfinanciada, desordenada», comenzó Figueroa.

Dijo que «hay algunos que reciben mucho y muchos que reciben muy poco» de los recursos del Estado y detalló que la deuda consolidada de Neuquén es de más de 1.160 millones de dólares, que el año que viene habrá vencimientos por 300 millones en moneda extranjera y que la deuda flotante «aún no cuantificada» es superior a los 30.000 millones de pesos.

«No echo culpas a quién», aclaró luego cuando se le preguntó si su discurso había enojado a Omar Gutiérrez, quien llegó solo al recinto y se fue de la misma manera, y defendió que la sociedad votó «un cambio de mirada».

Figueroa llevó una foto de sus padres, ya fallecidos, para acompañar su discurso en la Legislatura. Foto: Matías Subat.

Figueroa propuso que sea la política la que dé el ejemplo y prometió reducir los cargos en un 50%, cortar con los alquileres de camionetas, la eliminación del régimen de jubilaciones de privilegio y la revisión de los pases a planta. Consultado después por Diario RÍO NEGRO sobre la cuantificación que supondría ese ajuste, planteó que se está analizando. «Hay muchos nichos sobre los que se ha desmadrado la cosa pública», sostuvo.

La asunción de Figueroa fue seguida por pantallas que se colocaron en el exterior de la Legislatura y en tres ciudades del interior provincial: Plaza Huincul, Junín de los Andes y Chos Malal. La militancia que acompañó la jura en la capital se integró, principalmente, de trabajadores de la Uocra, aunque también hubo referentes de Petroleros, además de su cúpula sindical. En el recinto estuvieron, por primera vez, los secretarios generales de ATE, Carlos Quintriqueo, y de UPCN, Luis Querci.

El gobernador anticipó que los ministros que negociarán con los sindicatos serán Lucas Castelli, de Trabajo, y Jorge Tobares, de Gobierno. «Se acabó darle respuestas primero al que grita más fuerte y corta una calle», definió.

La promesa de Gloria Ruiz y el rol del MPN


La sesión comenzó poco después de las 9 con la presidencia de Marcos Koopmann, quien fue el encargado de tomarle juramento a los 35 diputados. Como se había anticipado, la nueva composición legislativa eligió a Zulma Reina, del bloque Comunidad, y a Daniela Rucci, del MPN, para que ocupen el orden sucesorio. Solo recibieron el voto negativo de los dos diputados del FIT, quienes no lograron autorización de sus pares para abstenerse.

Koopmann también le tomó juramento a la vicegobernadora Gloria Ruiz, quien dio un breve discurso a tono con el que vendría después de Figueroa en el que prometió una gestión austera en la que «no habrá espacio para incrementar los gastos de la política». «Tendré la mirada puesta en la funcionalidad eficiente de esta Cámara. Eso es lo que nos pide la ciudadanía: cuidar las instituciones y lo vamos a hacer», afirmó.

La nueva composición legislativa, con 14 diputados del frente Neuquinizate. Foto: Matías Subat.

Figueroa contará con 14 diputados propios, los que integran el frente Neuquinizate, aunque el Movimiento Popular Neuquino ya anticipó que será garante de la gobernabilidad.

«No sé si la palabra es aliado u oficialismo, entendemos que no porque respetamos a la fuerza política que ganó. Pero tenemos muy claro que Rolando Figueroa es el elegido por el pueblo, un hombre del MPN y lo vamos a acompañar», adelantó ayer el diputado Gabriel Álamo, el presidente de la que será la principal bancada.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios