Tras el papelón que echó para atrás una ley de Figueroa, diputados se defendieron: «No es una escribanía»

El oficialismo explicó que se intentó escuchar "todas las voces" para tratar el proyecto. Hubo un momento insólito cuando Claudio Domínguez relató un cuento con moraleja para pedirle al gobierno "paciencia y serenidad".

Los diputados de Neuquén buscaron ayer explicar el papelón que ocurrió el martes cuando un intento por apurar la sanción de la ley de alquileres temporarios de Rolando Figueroa terminó mal y con el proyecto regresando a foja cero. En la sesión de ayer, el oficialismo defendió al diputado presidente de la comisión de Turismo, Matías Martínez, se escucharon nuevas críticas y hubo un momento insólito cuando Claudio Domínguez relató un cuento con moraleja para pedirle al gobierno «paciencia y serenidad».

El diputado Marcelo Bermúdez (PRO) reconoció que la reunión plenaria donde se trató la propuesta «no fue buena». «Creo que en los medios fue reflejado con el mismo espíritu con el que lo vivimos nosotros», analizó.

También el diputado Darío Martínez (Unión por la Patria) comparó «dos formas de trabajo que tiene el oficialismo» porque destacó que, con la nueva ley de residencias médicas que se sanconó ayer se pudo trabajar bien y escuchando todas las posiciones, mientras que con la de alquileres remporarios «se vio el otro lado».

«Cuando el oficialismo no manda los proyectos con la prolijidad o esmero suficiente que estamos pidiendo suceden cosas como las que sucedieron. Estoy seguro que, si no fuera por el presidente del bloque (Ernesto Novoa), todo sería aún más desprolijo. Le pedimos al oficialismo dejar esos llamados rápidos a plenario para evitar ser noticia con estos artículos porque se desprestigia el trabajo de esta casa», dijo en referencia a la nota que publicó Diario RÍO NEGRO.

Quien planteó la defensa más encendida de la actuación de los diputados fue Ernesto Novoa (Comunidad), quien lo definió como «parte de la democracia»

«Hicimos todo lo posible, trabajamos y tratamos de escuchar todas las voces. Me siento orgulloso del papel que desempeñó Martiás Martínez, es un ejemplo que, con su juventud, intentó escuchar todas las voces. Escuchó a todo el mundo hasta el final», afirmó.

Novoa planteó que «la tapa de un diario no nos cambia el temple si queremos participar en política». «Participar en política es buscar el bien común, ser generosos cuando no estamos de acuerdo. Esto no es una escribanía, alguien habrá pensado que llega un prooyecto y lo aprobamos de madrugada», sostuvo el jefe del oficialismo.

La paciencia, el anillo y el anciano


El momento más llamativo de la sesión ocurrió cuando el diputado Claudio Domínguez (MPN) usó la hora de homenajes y otros asuntos para relatar un cuento con una moraleja direccionada al gobierno de Figueroa.

«Hay que verle la parte positiva a esto. Me hace acordar a una historia que me contaron de unos chicos…», comenzó la historia. En resumen, el relato fue más o menos así: una pareja de chicos muy queridos en un pueblito decidieron casarse, la abuela del novio le regaló a su nieto una caja con dos anillos para su boda y cuando el joven salió rumbo a su casa «distraído con la emoción que tenía», tropezó y perdió uno de los anillos en un arroyo.

«El chico, de la impotencia, empezó a salpicar en el agua, luego se arrodilló y empezó a revolver el lodo del arroyo. Un anciano que pasaba le empezó a gritar ‘qué estás haciendo, cálmate'», dijo Domínguez y agregó que el «sabio del pueblo» le dio como consejo que se calmara porque su actitud no lo dejaba ver.

«El niño se calmó, todo mojado, sucio, con la cara triste, con lágrimas en los ojos y, después de un tiempo, el agua se aclaró y el niño vio en el arroyo una piedra que brillaba. Entró, pudo recuperar el anillo y le agradeció mil veces al anciano por el consejo que le había dado», terminó el cuento.

El relato que Domínguez inventó sobre la marcha buscó enviarle un mensaje a Figueroa y sus ministros por intentar apurar el tratamiento de las leyes, ya que la intención era que la de alquileres temporarios se aprobara en la sesión de ayer para que esté lista en el inicio de la temporada de invierno.

El legislador también quiso defender al niño de «ojos llorosos». No reveló quién sería el anciano sabio, pero destacó que hay diputados «que tienen esa virtud, la calma». Puso en esa lista a Matías Martínez, Cielubi Obreque, Gabriel Álamo, Paola Cabeza, Juan Sepúlveda, Guillermo Monzani y César Gass.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora