Por ahora, no subirá el boleto de colectivo en Bariloche

La empresa Mi Bus prefiere que todo quede como está para evitar la pérdida de pasajeros que provocaría un aumento.

Foto: Alfredo Leiva

En contraste con la conducta que había seguido hasta ahora, la concesionaria del transporte urbano en Bariloche se privó de plantear un reclamo de mayores tarifas al cumplirse seis meses de la anterior revisión, como le autoriza el contrato. La sensación de que los pasajeros ya no absorberían nuevos aumentos pesó fuerte en la decisión.

La empresa Mi Bus había obtenido la última suba en octubre pasado, cuando la intendencia autorizó un boleto mínimo de 24 pesos primero y luego otro aumento a 27 pesos, desde el 1 de enero. El anterior ajuste había sido solicitado por la concesionaria en enero de 2018, se debatió en audiencia pública a comienzos de febrero y entró en vigencia en abril.

El contrato vigente desde fines de 2016 habilita a Mi Bus a pedir actualizaciones con frecuencia semestral. Los plazos le daban hace ya un par de meses para iniciar el trámite, sin embargo prefirió por ahora desechar esa vía. La gerenta de la empresa, Nuria Maillot, confirmó hoy que no formularon pedido de nuevas tarifas y eligieron poner la mira en un aumento y consolidación del subsidio.

Señaló que no es justamente porque la ecuación económica del transporte local esté bajo control. “Hace varios meses que la tarifa no cubre los costos de operación”, aseguró la gerenta. En la última revisión tarifaria Mi Bus había solicitado un boleto de 29,97 pesos para enero, y el municipio le autorizó sólo 27 pesos, que sigue vigente hasta hoy.

Según se desprende de lo dicho por Maillot, la empresa resolvió cambiar de política y concentrarse en la “negociación por los subsidios”.

Subsidios

El transporte de Bariloche recibía hasta diciembre pasado un aporte regular de Nación que rondaba los 16 millones de pesos mensuales. Ese mecanismo desapareció en el nuevo presupuesto. Desde entonces hubo aportes parciales de la provincia, del municipio y también de Nación que llegan a cubrir sólo el 70% de aquella cifra. En el último mes el municipio tuvo que inyectar otros 6 millones de pesos para salvar la emergencia.

Maillot dijo ayer que “hay conversaciones en marcha”, pero admitió que la cobertura del aporte que necesitan del Estado para compensar los costos “todavía no está asegurada”.

En una línea distinta a la seguida por Mi Bus hasta hace pocos meses, Maillot dijo que “un nuevo aumento no sería bueno para nadie, ni siquiera para la empresa. Entendemos que la situación económica es muy difícil. Si aumenta otra vez el boleto los pasajeros se organizarían para evitar el colectivo. Por eso hay que manejarlo con mucho cuidado”.

Dijo que el foco está puesto en el subsidio. “Lo vemos día a día con la municipalidad -afirmó-. Lo mejor para el sistema de transporte y para nosotros es que siga existiendo. Y que pueda en algún momento contemplar la inflación”, dijo la directiva de la empresa, de capitales sanjuaninos.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Por ahora, no subirá el boleto de colectivo en Bariloche