Mi Bus prepara despido de choferes

La empresa que presta el servicio de transporte urbano en Bariloche presentó un procedimiento preventivo de crisis.

#

Hasta ahora estaría cubierto el 75% del subsidio que quita Nación, el resto está bajo análisis.(Foto: Marcelo Martínez )

La concesionaria del transporte urbano Amancay SRL (Mi Bus) pidió a la Secretaría de Trabajo de la provincia la apertura de un “procedimiento preventivo de crisis”, con el supuesto interés de abaratar los despidos que podría imponer como derivación de la caída de subsidios.

Desde el gobierno municipal consideraron que la decisión es “apresurada” y advirtieron que el procedimiento de crisis no se torna operativo de forma automática, sino que debe ser evaluado y aprobado por la autoridad laboral.

Para que le admitan el procedimiento de crisis la empresa debe demostrar sin margen de duda que atraviesa una caída abrupta de ingresos y una situación de quebranto económico.

En el gremio que agrupa a los choferes manifestaron su sospecha sobre el camino elegido por la empresa y consideraron que puede tratarse de una presión para lograr más beneficios.

El delegado de los trabajadores Esteban Arce señaló que todo es muy prematuro y que recién tendrán más precisiones a lo largo de esta semana. En principio han exigido que un contador designado por el personal pueda evaluar las cuentas de Mi Bus.

La crisis de la actividad se precipitó ante la decisión nacional de limitar los subsidios al transporte, que en el caso de Bariloche alcanzaron los 170 millones de pesos en el último año. Según fue informado, la provincia cubrirá en adelante el 50% de ese monto, el gobierno nacional habría comprometido otro 25% y el municipio estudia la forma de completar el resto.

Si los recursos son insuficientes una de las opciones sería aumentar el boleto (que hoy está en 27 pesos) o reducir frecuencias en las distintas líneas de transporte, lo cual contribuiría a bajar costos.

Si la alternativa es esta última, Mi Bus en acuerdo con el municipio podría desprenderse de unidades y avanzar con el despido de una parte del personal, que actualmente está integrado por 300 trabajadores.

Este diario intentó sin éxito ayer tomar contacto con algún directivo de la empresa.

Como primer paso la delegación de Trabajo convocó para el jueves a una audiencia de conciliación de la que deberán participar la empresa, el municipio y los trabajadores.

El jefe de Gabinete, Marcos Barberis, evaluó ayer que los dueños de Mi Bus “se apresuraron por si no se soluciona la cuestión de los subsidios”, y aclaró que “la aceptación o no del proceso de crisis corresponde a Trabajo”.

Sostuvo que la ecuación económica del transporte que regirá en Bariloche a partir del mes próximo todavía no está clara, porque falta definir el sustituto de los subsidios. “Seguimos trabajando para solucionarlo en un 100%, y por eso digo que se apresuraron”, dijo Barberis.

Te puede interesar: Bariloche analiza achicar los costos del transporte

Dato

Datos

300
trabajadores tiene la empresa transportista en la ciudad, a razón de tres por cada colectivo de la flota.

Comentarios


Mi Bus prepara despido de choferes