“Por culpa de los baños sucios”



Si yo fuera gobernador, tendría la mejor educación del país. Neuquén no la tiene y además tiene los baños sucios. Escribo esta carta para ver si en nombre de los padres podemos darle una mano a los directivos de la EPET Nº 12, de la ciudad de San Martín de los Andes, y de paso quizás sea un bumerang para todos los establecimientos escolares de esta ciudad y de la provincia del Neuquén. El texto va a ser muy simple: Si yo fuera gobernador o si fuera director del Consejo Provincial de Educación lo menos que haría es escuchar a los directores además de responderle por carta y con presupuesto lo que ellos piden desde hace años. Si yo fuera gobernador me daría vergüenza venir a San Martín de los Andes y saber que las escuelas están como están, que la EPET Nº 12 haya tenido que cerrar las puertas y no dar clases el jueves 18 y viernes 19 de abril. ¿Saben por qué? Porque en la escuela hay sólo dos porteros, de los cinco que están desde que nació dicha institución, y no alcanzan para tener los baños en condiciones. Recordemos que son 600 alumnos. No puede ser. No lo podemos creer y tampoco lo vamos a aceptar. Si los padres quisiéramos hacer dicha limpieza, tampoco lo podemos hacer porque no estamos dentro de la ART de la escuela. Esta provincia debería ser el ejemplo en educación, salud, red vial y manejo del emporio estatal, que si no es ordenado, controlado y bien pagado, va hacia el fracaso con las continuas huelgas y descontentos diarios. También me armaría de un equipo que me ayude a que no sea tan desprolijo este emporio estatal. Si yo fuera gobernador, primero ordenaría toda la planta pública: docentes, policía y empleados en general. Les pediría vocación al 100%, incentivaría a los mismos con posibilidades de crecer de acuerdo al esmero y a los exámenes que se deberían tomar una vez al año, para que se capaciten día a día. Les pagaría un muy buen sueldo para que se sientan halagados por lo que hacen. Tomaría la cantidad de empleados públicos que sean necesarios para cada área y les exigiría a los intendentes que hagan lo mismo; no solamente tenerlos de rehén con sus sueldos para que sigan votando al MPN o a cualquier partido político que gobierne esta provincia. A mi modo de ver están equivocados en la forma de manejar al empleado público neuquino. Deberían sentarse, conversar más, exigirles más para crecer –de la cabeza y del bolsillo–, tenerlos de su lado, pero con un planteo serio, simple y eficaz. Por último, al Consejo Provincial de Educación: la EPET no abre sus puertas porque tiene los baños sucios. Rodolfo Schroeder, DNI 13.323.173 San Martín de los Andes

Rodolfo Schroeder, DNI 13.323.173 San Martín de los Andes


Comentarios


“Por culpa de los baños sucios”