Por el ataque en Arabia Saudita se disparó el precio del barril más de 16%





El ataque coordinado que recibieron el sábado las instalaciones de Saudi Aramco, la petrolera estatal de Arabia Saudita, no tardaron en reflejarse en el mercado internacional de petróleo.

El golpe fue tal que los precios futuros del Brent para las compras de noviembre se incrementaron un 16,02% el lunes. Mientras que los futuros del West Texas Intermediate (WTI) para noviembre subieron 14,11% en un solo día.

Desde la compañía confirmaron que mantendrán abastecidos a sus clientes durante varias semanas a través de su red de almacenamiento repartida en varios países del mundo.

Saudi Aramco tiene millones de barriles alojados dentro del reino y en ubicaciones estratégicas como Holanda, Japón y Egipto.

En paralelo, según comunicaron de la secretaría de Energía de Estados Unidos, el país está dispuesto a introducir al mercado un porcentaje de sus 630 millones de barriles de petróleo para “compensar” interrupción grande.

En agosto, Aramco produjo 9.800.000 barriles de petróleo por día, una marca que no podrá repetir y es que, luego del ataque a la planta Abqaiq, la compañía informó pérdidas equivalentes a 5.700.000 de barriles de petróleo. Además, tuvo que frenar el nivel de producción y hasta que se hagan las reparaciones suficientes no podrá recuperar el mismo nivel.

Hace menos de una semana el CEO de Saudi Aramco, Amin Nasser, había declarado que la compañía estaba lista para cotizar “en cualquier bolsa de valores” que decidan los accionistas y, además, que el debut era “inminente”.

Si bien un debut ahora podría ser a valores más bajos de los esperados, la estrategia para modernizar y diversificar la economía del reino -que promueve el nuevo ministro de Energía de Arabia Saudita, príncipe Abdulaziz Bin Salmán- es precisamente hacer “flotante” una parte minoritaria de la compañía.


Comentarios


Por el ataque en Arabia Saudita se disparó el precio del barril más de 16%