#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

“Por Petrobras se entrega el honor, la dignidad y la vergüenza”



Grito desgarrado de dolor por tamaño engaño, grito que se hace sentir cuando se sufre el despecho por quien se ha resignado honor, dignidad, principios y convicciones. Estos seudodirigentes radicales de Catriel han renunciado a todo hasta convertirse en títeres y marionetas del Movic; hoy sufren y lloran angustiados por el desplante del intendente de Catriel. Todo esto es lo que provoca la renegociación del contrato con la empresa Petrobras. La mayoría se pelea y se enfrenta en una demostración para ver quién defiende mejor los intereses económicos de esta empresa extranjera, empresa que perjudicó al pueblo rionegrino y al pueblo argentino. No conformes, pretenden continuar en una postura pervertida, para reforzar la vil entrega de un recurso estratégico a manos de la empresa extranjera Petrobras. Fui presidente del Comité Seccional de la UCR de Catriel y una de las consignas que aprendí fue: caminar de frente sin transigir con nada que no sea digno de nosotros. Hoy estos dirigentes políticos “caminan torcido, transigiendo con cualquier porquería por más indigno que ello fuera”. Cuando se publica la foto de Eva Duarte de Perón, ¿por qué y para qué lo hacen? Porque recordar por recordar sin ningún sustento sería más que lamentable. Una figura política como Evita, con trascendencia y reconocimento internacional, no tan sólo se la debe recordar sino honrar, y no es lo mismo honrar que recordar. Evita decía sentenciosamente: “No nos vamos a dejar explotar jamás por los que, vendidos por cuatro monedas, sirven a sus amos de la metrópolis extranjera, entregan al pueblo de su patria con la misma tranquilidad con que han vendido el país y sus conciencias”. Para los que no saben de qué se trata, deberían informarse sobre esta cuestión que es fundamental para la defensa de la soberanía y el patrimonio de la Nación. Cuando se habla de este recurso no renovable, que no obstante es un recurso estratégico, como motor que mueve todas las fuerzas del trabajo y la producción, en un marco de un plan energético nacional, no se puede dejar librado al libre albedrío de las pujas de los intereses de empresas y corporaciones multinacionales. Las pujas por la renta petrolera fueron motivo de disputas interminables en todo el mundo; el sistema capitalista se mimetizó en las empresas para llevar adelante sus apetencias y producir robo y saqueo para el beneficio de sus arcas y para ello sobornaron, corrompieron y compraron cuanta conciencia pudieron. Hipólito Yrigoyen, ya conocedor de estas prácticas, fundó la empresa YPF para proteger estos bienes con los que la divina providencia nos ha prodigado, decía. Hipólito Yrigoyen, cuando se trataba de estos bienes como la tierra y los recursos del subsuelo sostenía: “No cederé un ápice de dominio público ni un adarme de riqueza nacional”. Cuando asumió la conducción de YPF, el Gral. Ing. Enrique Mosconi llevó adelante el programa de conseguir el manejo monopólico de este recurso no renovable, hasta lograr una empresa integrada que finalmente se consiguió con el paso de los años. Posteriormente, en la década del 90, con la presidencia de Menem, se produjo el mayor desastre rompiendo con ese modelo tras las vergonzosas privatizaciones. Enrique Mosconi decía sentenciosamente: “No puedo creer que existan compatriotas que piensen que estos recursos puedan ser explotados por los intereses de las empresas extranjeras. Tienen que entender que entregar nuestro petróleo es como entregar nuestra bandera”. Juan Domingo Perón no permaneció indiferente ni ajeno a estas cuestiones. Fue así que en la reforma de la Constitución nacional de 1949 en el art. 40 introdujo: “Declárase derecho imprescriptible e inalienable de la Nación la defensa de los recursos del subsuelo”. Hoy los argentinos estamos frente a una nueva oportunidad histórica: o aprendemos de las experiencias pasadas y de los errores cometidos o nuevamente estamos expuestos a repetirlos. ¿Cuál es la plataforma en la que nos encontramos?. Después de aplicar las leyes actuales en materia de política de hidrocarburos, los resultados son escandalosos y máxime cuando se tiene que evaluar que se resignó la renta petrolera a cambio de regalías, algo totalmente inadmisible y de una irracionalidad insospechada. Agustín Ricardo Molina, DNI 8.635.983 - Catriel

Agustín Ricardo Molina, DNI 8.635.983 - Catriel


Comentarios


“Por Petrobras se entrega el honor, la dignidad y la vergüenza”