Preocupan cancelaciones y demoras en el aeropuerto de Neuquén

Quitaron vuelos y en las últimas dos semanas hubo ocho que llegaron con retraso a la terminal aérea capitalina



NEUQUEN (AN/Redacción Central).- En las últimos días al menos seis frecuencias semanales sobre la ruta aérea Buenos Aires-Neuquén fueron canceladas transitoriamente por las autoridades de la empresa Aerolíneas Argentinas.

A principios de año existían hasta 28 frecuencias semanales entre ambos destinos. En estos dos últimos meses hubo períodos donde las frecuencias no llegaron a los 22 vuelos semanales. Paradójicamente, este caótico escenario se da en un contexto de expansión económica del país.

Según fuentes de la empresa, el principal problema por el que atraviesa la firma es su alta estructura de costos y la imposibilidad para poder subir las tarifas de cabotaje. Esto determina que muchos aviones estén hoy 'en espera' para ser revisados y dados de alta para que vuelvan a volar. Desde la empresa aseguran que la situación volverá a la normalidad para antes de fin de año, y desde el gobierno se admite que no se controla ni sanciona a la firma por las fallas en el servicio.

La demanda para viajar en avión, en especial en la ruta Buenos Aires-Neuquén, sigue siendo sostenida, por lo que la caída de frecuencias ha generado irritación y perjuicios a pasajeros que frecuentemente toman esta ruta.

Por otra parte, en los últimos 15 días, hubo ocho vuelos retrasados de la empresa Aerolíneas Argentinas, que debían arribar y partir del aeropuerto internacional de Neuquén. Las demoras, de entre 2 y 5 horas, provocaron múltiples quejas entre los cientos de pasajeros perjudicados. Para quienes usan a diario el servicio de transporte aéreo, es cada vez más habitual tener que esperar durante horas en el aeropuerto neuquino por retrasos en el arribo de los aviones. Sólo durante la semana pasada, hubo demoras de más de una hora en 3 de los vuelos; correspondientes al martes y miércoles a la mañana, y al sábado a la noche. En la mayoría de los casos, las demoras de los viajes se deben a fallas o roturas en los aviones, y los pasajeros se enteran del cambio de horario recién cuando llegan al aeropuerto a hacer el embarque.

El caso más significativo se registró hace dos semanas, cuando el avión que debía partir de Neuquén a las 9:10 llegó a la ciudad 5 horas más tarde, debido a la rotura de una máquina. En esa ocasión, uno de los usuarios damnificados fue el subsecretario de Turismo de la provincia, Rodolfo Dómina. El funcionario debía viajar a Buenos Aires ese día justamente para asistir a una reunión en donde se iban a debatir, entre otros puntos, el deficiente funcionamiento del sistema aéreo comercial en la Patagonia. “No sé hasta dónde los argentinos vamos a continuar con tanta paciencia; esto es parte del monopolio y de la falta de planificación que ya hemos señalado”, declaró entonces Dómina.

Al día siguiente, el 29 de setiembre, el vuelo de la mañana volvió a llegar demorado, esta vez con 2 horas de retraso. Un gran número de pasajeros se congregó en la ventanilla de embarque para pedir explicaciones y presentar sus quejas por las deficiencias del servicio.

La paciencia de los usuarios neuquinos se colmó cuando por el altoparlante se informó que el vuelo de la noche también iba a sufrir una hora y media de demora.

La misma escena se repitió en varias ocasiones durante la semana pasada; provocando un notable malestar entre los pasajeros. Además de los cambios imprevistos de horario, las quejas contra la única línea aérea que opera aquí apuntan a que no se avisa con anticipación a los usuarios de las demoras y a que tampoco les garantizan comodidades para soportar la espera.


Comentarios


Preocupan cancelaciones y demoras en el aeropuerto de Neuquén