Prisión efectiva o pena condicional, el debate final en el caso Norry

La querella reclamó tres años en prisión y una reparación económica para el joven roquense culpable de golpear salvajemente a su novia e hijo. La fiscalía reclamó la misma cantidad de años, pero de ejecución condicional, con tratamiento psiquiátrico y de adicciones. La defensa propuso menos: 2 años.



Tres años de cárcel de cumplimiento efectivo pidió Marcelo Hertzriken Velasco abogado de Carolina Bustelo para Francisco Norry, el joven de Roca culpable de golpearla salvajemente a la salida de una cervecería. El letrado también solicitó un millón de pesos de reparación económica, mientras que el Ministerio Público Fiscal pidió tres años pero de ejecución condicional.

Ayer se realizaron los alegatos en la audiencia de cesura y el próximo lunes se sabrá el monto de la pena que fijará la jueza Laura Pérez.

Norry fue declarado culpable en diciembre pasado por los delitos de “lesiones leves agravadas por el vínculo”, “coacción” y “amenazas simples” contra Bustelo y su hijo adolescente. Todo agravado por la relación de pareja y por haber sido perpetradas contra una mujer en el marco de “violencia de género” y en concurso real.

El hecho ocurrió una noche en noviembre de 2017.

Ayer en la audiencia se escuchó el testimonio de la psicóloga Patricia Planas que se refirió el estrés post traumático de la víctima y que “tuvo que cambiar su cotidianidad con posterioridad al hecho”.

Además declararon otras chicas que señalaron la conducta del roquense. “Se trata de parejas anteriores que describieron a Norry como una persona que ejerció violencia física, emocional caracterizado por rotura de cosas. Les privó ilegítimamente la libertad, amenazó de que las iba a matar de que nadie iba a reclamar por ellas porque era hijo de un juez”.

El abogado de la defensa, Juan Luis Vincenty pidió solo dos años de prisión en suspenso y que el joven siga con el tratamiento psicológico.

2 años

de prisión condicional pidió el abogado de la defensa José Luis Vincenty. También que Norry siga con el tratamiento.

Por otro lado desde Ministerio Público informaron que el juicio de cesura se llevó adelante ante un Tribunal Unipersonal, encabezado por la jueza Pérez, “porque en la audiencia de control de acusación las partes, tanto la fiscalía como la querella y la defensa particular, coincidieron en que la pretensión punitiva provisora no superaría los tres años de prisión”.

Antes de finalizar la audiencia la magistrada le dio lugar a Norry para que exprese unas palabras. El joven dijo que continuará con el tratamiento y le pidió disculpas a la familia de Bustelo. Sin embargo no se mostró con remordimiento o afligido. Tras terminar de hablar se abrazó con su padre, el ex juez que lo acompañó todo el proceso.

La víctima no tomó como sinceras sus disculpas. “No siento que sea verdadero el perdón que pide a mi hijo y mi familia, fue muy armado”, dijo. Por su parte aclaró que la cárcel no reinserta a nadie en la sociedad pero en caso de Norry espera “que siga un tratamiento psiquiátrico y que esté privado de su libertad. No quiero que esto le vuelva a pasar a otra chica”.

Los argumentos de la fiscalía

El Ministerio Público justificó su pedido de pena de ejecución condicional en que “el imputado no registra antecedentes penales según el Registro Nacional de Reincidencia”.

La fiscal Norma Reyes también leyó un informe de la comunidad terapéutica donde se encuentra internado Norry. El texto señaló que “se sigue trabajando la cuestión de violencia, y en la pre-reinserción social, esto desde el 5 de febrero de este año, cuya duración sería de un año más, en un despegue gradual de la comunidad”.

“Una vez concluido el tratamiento, el sujeto deberá establecer un domicilio e informarlo al juzgado correspondiente. Además tendrá que evitar realizar cualquier acto de hostigamiento por cualquier tipo de medio, y no acercarse a ninguna de las dos víctimas”, expresó la representante del Ministerio Público.

Por otro lado la fiscalía señaló que una vez que finalice el terapia de adiciones del joven, y “la problemática de violencia que se evidencia en él, el Cuerpo de Investigación Forense evalúe la continuidad o no de otra tratamiento”.


Comentarios


Prisión efectiva o pena condicional, el debate final en el caso Norry