Productores del perilago del Nahuel Huapi preocupados la muerte de animales

Las bajas del ganado son por problemas ocasionados por la abundante cantidad nieve y la escasez de alimentos.





Uno de los pobladores registró más de 50 animales muertos durante el invierno. Foto: gentileza

Uno de los pobladores registró más de 50 animales muertos durante el invierno. Foto: gentileza

Productores ganaderos de la zona del perilago del Nahuel Huapi, ubicados dentro del área del Parque Nacional, están preocupados porque ha registrado altos índices de mortandad en sus animales, que se atribuye a la acumulación de nieve y la caña colihue seca. Se trata de unas diez familias cuya actividad es su única fuente de ingresos. Sostuvieron que hasta ahora no les ha llegado ningún tipo de ayuda.

"Observamos una mortandad de 50 animales entre caballos, ovejas y vacas. Pero va a ser más porque hay lugares que todavía no pudimos llegar”, contó Diego Eggers, uno los productores que se encuentran al otro lado del lago.

Narró que la nieve en algunos puntos del campo tiene una capa de dos metros: “Es muy complicado mover y sacar los animales”. También agregó que esperan tener nuevas bajas en la primavera, en la temporada de pariciones.

Asimismo, señaló que por ahora es difícil calcular las pérdidas económicas, porque no pueden precisar todos los animales que murieron por frío o por hambre.

Está situación afectó por lo menos a unas diez familias. "Hay otros que incluso están más complicados porque el terreno es con más quebradas", señaló Eggers.

Se trata de familias están a un poco más de una hora de viaje desde Villa la Angostura. Y una de las particulares del sector es que, ahora, solo se puede acceder a la zona navegando por el lago.

Eggers aseguró que necesitan  "algo de alimento balanceado más que nada para las ovejas, y pastos para las vacas y los caballos, para que puedan sobrevivir". Eso les ayudaría para resistir esta época y evitar más pérdidas futuras.

"En lo que es zona de cordiller, para alimentar en el invierno se usa el ramoneo que es un poco de la caña y del maitén. Y algo de forraje. Pero en este invierno se complicó", explicó Eggers.

Los pobladores esperan una ayuda para tener mejores perspectivas ante la nevada histórica, la floración de la caña colihue y la pérdida de forraje natural, que ponen en riesgo su única actividad económica.


Comentarios


Productores del perilago del Nahuel Huapi preocupados la muerte de animales