Prófugo atravesó El Bolsón en una feroz huida

Antes de cruzar la ciudad a toda velocidad había eludido a dos controles en la ruta.

#

El sospechoso, de 57 años y más de 1,90 de estatura, fue “tacleado” por un gendarme cuando pretendía perderse corriendo en un sauzal.

Gentileza

EL BOLSÓN (AEB).- Un oficial del Escuadrón 35º de Gendarmería Nacional terminó “tacleando” ayer a un sujeto que previamente había escapado de dos controles camineros y luego había abandonado su auto, al verse rodeado. El hombre fue identificado como Raúl Sucman (57) y se supo que tiene un pedido de captura de la justicia de Bahía Blanca, vinculada al delito de sustracción de menores. Quedó detenido en un calabozo de la Comisaría 12° y hoy será trasladado a los tribunales de Bariloche, hasta donde llegaría a buscarlo una comisión judicial de la provincia de Buenos Aires. El episodio conmocionó a la comunidad de El Bolsón, pues varios patrulleros de la Comisaría 12º y de Gendarmería persiguieron a toda velocidad al prófugo, quien atravesó la ciudad de punta a punta. Todo comenzó pasadas las 9 de ayer, cuando uniformados de la fuerza de seguridad nacional intentaron detener al sujeto en el puesto de Río Villegas, a 70 km al sur de Bariloche, sobre la Ruta Nacional 40. Lejos de acatar la orden, el individuo directamente atropelló el control y siguió su camino a toda velocidad hacia la Comarca Andina. Media hora después lo esperaban en el puesto de control policial del acceso norte a El Bolsón, con un suboficial apostado en medio de la calzada. No obstante, el conductor también lo encaró y pasó prácticamente volando sobre los “lomos de burro”. Al ingresar al casco urbano, tres patrulleros de la policía rionegrina y otros dos móviles de Gendarmería comenzaron a seguirlo, con ulular de sirenas que despertaron la curiosidad de los vecinos que vieron pasar los vehículos acelerando a fondo por las arterias laterales. Finalmente, después de transitar por más de 40 cuadras, el fugitivo –al verse rodeado-, dejó abandonado sobre la calle Cacique Linares el Chevrolet Corsa blanco –patente GDZ 450- en el que se movilizaba. Desde allí comenzó a correr hacia el barrio Ampliación Irigoyen, paralelo al río Quemquemtreu, quizás con la intención de cruzarlo y perderse en el bosque. No obstante, uno de los gendarmes alcanzó a verlo mientras se perdía en un sauzal y pantano ubicado sobre la calle Brown, lo alcanzó y se le tiró encima al mejor estilo rugbier, teniendo en cuenta que ambos son de una contextura física grande. Cuando pudo contenerlo, la llegada de otros uniformados permitió reducirlo e introducirlo a uno de los móviles. Luego siguió la resistencia, pues al principio no lograban identificarlo porque el hombre argumentaba que había perdido su documentación. Por fin fue trasladado a la sede del Escuadrón 35 y de allí a la comisaría de El Bolsón.


Comentarios


Prófugo atravesó El Bolsón en una feroz huida