Arquitectura integral con más conciencia ecológica

Cada vez son más las empresas de construcción que ofrecen productos que cuentan con procesos de producciones sustentables y también ayudan a reducir el consumo energético y el cuidado del medio ambiente. Una tendencia que va en aumento en el país.

05 jul 2018 - 00:00

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

El concepto

Green House es un proyecto que se fundó con el fin de generar conciencia ecológica integral en arquitectura en la Argentina, transmitir los beneficios de las nuevas soluciones en construcción y aplicar el uso racional de materiales, logrando buenas prácticas ambientales, ahorro de energía y promoción de la sustentabilidad para viviendas multifamiliares o unifamiliares, sin necesidad de alterar el diseño ni la calidad de la construcción.

Los fundadores del proyecto son Malena García Corado (34) y Ramiro Saa Avellaneda (32), con la colaboración de empresas de construcción cuyos productos cuentan con procesos de producciones sustentables o ayudan a reducir el consumo energético, pensando en el cuidado del ambiente.

El objetivo de Green House, afirman ambos profesionales, es demostrar con proyectos concretos que en Argentina la construcción sustentable es una alternativa viable y que tiene muchas ventajas en comparación con la construcción de una casa convencional, como por ejemplo, el ahorro en mantenimiento y el uso de la energía, entre otras cosas. La gestión sustentable de cada proyecto comienza con el diseño bioclimático, aprovechando los recursos disponibles como el sol, la vegetación, la lluvia o el viento, para disminuir el impacto ambiental e intentar reducir los consumos de energía.

Todo el ahorro energético y el confort que se consigue con un buen diseño de la vivienda no tienen un gasto adicional porque no implica un aumento en el costo de la vivienda, sino únicamente un mayor esfuerzo de diseño, recalcan sus propulsores.

Un punto fundamental en estos proyectos es lograr el máximo confort dentro de los hogares con el mínimo gasto energético, que se logra gracias a la mayor aislación y menor consumo. Además, es fundamental seleccionar materiales de forma consciente en función de la calidad, los procesos productivos que utilizan y la proximidad de sus plantas o centros de distribución, priorizando aquellos que cuentan con materiales reciclados, recuperados o con procesos productivos sustentables.

La primera casa del Proyecto Green House fue bautizada “Aguaribay”, una vivienda unifamiliar de alta gama, que se diseñó buscando la armonía entre funcionalidad, diseño y eficiencia energética. Todos los detalles fueron tenidos en cuenta. En primer lugar el diseño Bioclimático: la implantación en el terreno y la orientación de las plantas adoptando estrategias de climatización pasiva, aprovechando los beneficios de la luz solar y las ventilaciones cruzadas. Luego se buscó aislar el suelo, con una platea de hormigón Ecofriendly realizada con un 30% de insumos reciclados para la composición del hormigón colocado sobre polietileno recuperado, que funciona como un aislante térmico del suelo. Fuente: arquimaster.com

es un proyecto que plantea lograr el máximo confort dentro de los hogares con el mínimo gasto energético.
Green House

En el marco de la importante depreciación del peso que se observó en los últimos meses, que llegó al 33% en la primera mitad del año, una de las grandes incógnitas es cómo será el impacto en el mercado inmobiliario. Incógnita que puede comenzar a responderse con los últimos datos oficiales sobre la actividad.

Tanto en la Ciudad como en la Provincia de Buenos Aires, en mayo 2018 se mostró con pocas variaciones con respecto a abril, pero con un importante crecimiento comparando con mayo de 2017. Sin embargo, en ambos casos el porcentaje de operaciones de compraventa cerradas mediante hipotecas disminuyó notablemente respecto de los meses previos, volviendo a niveles similares a los de 2017.

Gabriel Gruber, CEO de Properati.com.ar, el sitio de búsqueda de inmuebles líder en Latinoamérica, explicó: “Generalmente, las devaluaciones implican un estancamiento o un descenso de los precios en dólares de las propiedades, puesto que dificultan el acceso a las divisas. Durante los últimos días, la devaluación sacó de la cancha a quienes tenían planeado comprar con créditos hipotecarios y no tenían mucho margen de ahorro, ya que los precios en pesos aumentaron considerablemente”.

“Quienes pensaban comprar una propiedad de 100 mil dólares, podían conseguir un crédito por USD 70 mil, y completar con ahorros en dólares. Con la depreciación del peso, esas mismas personas reciben del banco el equivalente a USD 46 mil, lo que implica sumar USD 24 mil de ahorros personales”, agregó Gruber. (Agencias)

Agencias

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.