Pusieron fecha al debate por el agente financiero

El martes que viene analizarán el tema en la primera comisión de la Legislatura.



La licitación del nuevo contrato del agente financiero de Río Negro comenzará a discutirse la semana próxima en la Legislatura. Ya el convenio original con el Banco Patagonia se venció el pasado miércoles, manteniéndose con una prorroga hasta el 28 de agosto.

Simultáneamente, una encuesta en Sierra Grande expone que la instalación de una sucursal del agente financiero de Río Negro constituye una de las mayores prioridades solicitadas por la comunidad. El Banco Patagonia la cerró con la privatización, entonces los vecinos de Sierra Grande se deben movilizar a San Antonio para cumplir con gestiones directas.

El próximo martes, la comisión legislativa de Asuntos Económicos –que preside el ex ministro José Luis Rodríguez– evaluará el proyecto de pliegos y de la licitación del agente financiero de Río Negro. Su tratamiento en el recinto se concretaría en la última sesión de marzo, seguramente el jueves 30.

A fin del año pasado, el gobernador Miguel Saiz firmó el decreto/ley 15 que prorrogó por 180 días el contrato o de un “lapso menor en caso de concluirse el proceso licitatorio para la selección de una entidad bancaria que preste el servicio de agente financiero”. La norma ratificó la continuidad “en las mismas condiciones actuales”, que representa un costo inicial de 450.000 pesos por mes para el Estado provincial.

El análisis de los pliegos prevé posiciones encontradas, particularmente en los requisitos exigidos ya que el proyecto original establece un patrimonio neto mínimo para el banco oferente de 600 millones cuando varios legisladores lo consideran excesivo.

Un requerimiento central será el mejoramiento del servicio, especialmente en la apertura de sucursales o en la presencia del banco en las distintas localidades de la provincia.

Siete de cada diez pobladores de Sierra Grande consideran que es responsabilidad del gobernador Saiz que el agente financiero no tenga una sucursal en esa localidad. Pero, lo peor es que seis de ellos interpretan que al mandatario no le interesa lograr esa solución. Igual nivel de responsabilidad -incluso mayor- se le asigna al intendente Nelson Iribarren.

El pedido de una sucursal del Banco Patagonia SA está incluido entre las cinco mayores prioridades señaladas por lo consultados, después del pavimento, educación, cloacas y salud.

Sierra Grande es una de las localidades que perdió su sucursal después de la privatización, por lo cual sus pobladores utilizan el representante financiero cuando se trasladan a San Antonio, a más de 130 kilómetros. Otra opción es realizar operaciones con el cajero automático, que obviamente representa un costo adicional cuando se supera el límite.

La consultora Analistas del Sur –que fue contratada por Siglo XXI, una empresa de gestión bancaria y de servicios públicos– realizó el trabajo a mediados de febrero en Sierra Grande, con 304 consultados, mayores de 18 años.

Según el resultado, un dos por ciento de los consultados dice “no realizar habitualmente operación en algún banco”. El resto lo utiliza –esencialmente– en el pago de servicios, cobro de sueldos o cancelación de impuestos.

Sólo el Banco Nación tiene sucursal en Sierra Grande, lo cual explica que el 82 por ciento aceptó operar con esa entidad. Un 25 por ciento lo hace con el Patagonia, utilizando el 90 por ciento la sucursal sanantoniense. Esos clientes –en un 80 por ciento– se movilizan y consideran mayormente que la atención del personal de SAO es “buena”. Aún así, destacan que la ausencia y el necesario traslado “lo irrita”, “le ocasiona gastos” y “pérdida de tiempo”. Se trata de las tres sensaciones más elegidas por los consultados. (AV)


Comentarios


Pusieron fecha al debate por el agente financiero