Que no se repita



Nadie quiere que vuelva a ocurrir. Nadie desea que se repitan los lamentables hechos de violencia que determinaron la suspensión del partido entre Godoy Cruz y Arsenal.

Por eso es que el cotejo que disputarán hoy los mendocinos frente a Gimnasia de Jujuy estará custodiado nada menos que por 600 efectivos policiales.

El operativo estará coordinado con los dirigentes del equipo jujeño y tendrá 150 policías más que el encuentro que dejó al descubierto la mafia de los barrabravas que rodea el entorno del recién ascendido.

Lo cierto es que para el juego de esta tarde, que se largará a las 16.30 y arbitrará Sergio Pezzota, se montará una intensa tarea de inteligencia, que se instrumentará horas antes del pitazo inicial.

Además, también participarán efectivos de la Policía Federal y miembros del Comité Provincial de Espectáculos Deportivos.


Comentarios


Que no se repita