"Que una mujer sea su novia o esposa, no habilita al hombre a obligarla a tener relaciones"

Ratificaron la prisión preventiva para un hombre que golpeó y abusó a su ex pareja, a la cual retuvo 48 horas en su vivienda bajo amenazas. Fue en Rincón de los Sauces.



Audiencia por el femicidio de Fernanda Pereyra en 2018, en Neuquén.

Audiencia por el femicidio de Fernanda Pereyra en 2018, en Neuquén.

"La circunstancia de que una mujer sea novia de alguien, o esposa, no habilita al hombre al obligarla a tener relaciones sexuales. La mujer tiene derecho a elegir sobre su cuerpo. Nadie puede disponer sobre el cuerpo o la voluntad de una mujer". Por si hiciera falta, un Tribunal de Revisión le recordó ese principio elemental a un imputado que intentó argumentar que había mantenido relaciones consentidas con la víctima porque era una ex pareja suya, a la cual mantuvo encerrada y amenazada casi 48 horas.

El Tribunal de Revisión tuvo en cuenta además que el imputado vive con su hijo de 6 años, quien presenció toda la secuencia de la agresión y sus derechos fueron vulnerados. Escuchó también a la víctima, quien expresó en la audiencia que si dejaban libre al autor del abuso, "no quiero estar acá cuando lo suelten. Avísenme, porque me voy".

El protagonista del hecho, a quien le confirmaron un mes de prisión preventiva, es el boxeador Ademar Orlando Marángel, de Rincón de los Sauces. Fiel exponente del poder patriarcal, considera a la mujer un objeto de su propiedad: en 2015 casi mata a golpes a Fernanda Pereyra, con quien estaba en pareja en ese entonces y tuvo un hijo. Era bebé en ese momento, y ella lo tenía en brazos mientras él le pegaba trompadas.

En 2017, la joven fue víctima de femicidio cuando estaba embarazada. Los autores fueron condenados.

El hecho por el cual se lo acusa ahora ocurrió en los primeros días de mayo. Marángel citó a la joven a su casa con una excusa, la amenazó con un arma de fuego y la retuvo casi 48 horas durante las cuales abusó de ella. La víctima pudo escapar y dio aviso a la Policía.

En la vivienda del imputado secuestraron el arma y elementos que, según la fiscalía, ayudarán a sostener la acusación. El juez Cristian Piana le dio un mes de prisión preventiva y otorgó el plazo de cuatro meses para completar la investigación.

El defensor particular del boxeador, José Quintero Marco, pidió la revisión. Dijo que no había riesgo de entorpecimiento de la investigación y que debía prevalecer el principio de inocencia. También aludió a que el imputado vive con su hijo, cuya mamá "falleció".

El funcionario de la fiscalía Pablo Javega se opuso a la liberación porque tanto la víctima como sus familiares le temen al imputado. La joven, quien presenció la audiencia por videoconferencia, lo confirmó cuando le ofrecieron hablar: "si lo sueltan me tengo que ir de Rincón", afirmó.

El Tribunal, integrado por Gustavo Ravizzoli, Carolina García y Dardo Bordón, ratificó el mes de prisión preventiva.

"Fue un hecho de extrema violencia sobre una mujer y obliga al Estado a tomar medidas efectivas para resguardarla", dijo la jueza García, la que más se extendió al hablar de la aplicación de la perspectiva de género, que es "una obligación constitucional", recordó.

El juez Bordón, por su lado, se ocupó de citar la situación del hijo del imputado: "En las casi 48 horas que duró el accionar delictivo que se está investigando, ese niño presenció o fue testigo de esos hechos de violencia endilgados a su papá".

Y al negar la posibilidad de una prisión domiciliaria, indicó: "La laxitud, la relajación de los controles vecinales en Rincón de los Sauces, con una señorita que estuvo dos días sustraída en el contexto que señala la fiscalía, desalienta que pueda adoptarse esa medida".


Comentarios


"Que una mujer sea su novia o esposa, no habilita al hombre a obligarla a tener relaciones"