Quién es Martha Sepúlveda, la colombiana a la que le suspendieron la eutanasia

La mujer, que se define como una católica creyente, solicitó el procedimiento tras ser diagnosticada con esclerosis lateral amiotrófica. Sin embargo, un párrafo modificó esa determinación.





La decisión de Martha Liria Sepúlveda, de 51 años, generó en Colombia un debate sin precedentes sobre la eutanasia en su país.

Ella, quien se define como una mujer católica, conmovió con su relato a toda Latinoamérica, por tratarse de la primera paciente con diagnóstico no terminal en recibir la aprobación para el proceso, al que finalmente aún no pudo acceder.

Desde hace tres años, Sepúlveda tiene diagnóstico de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y la enfermedad ya le quitó sin posibilidad de caminar. Además el dolor es constante y le agota poco a poco toda su energía.

Una decisión del Instituto Colombiano del Dolor (Incodol) modificó sus planes, ya que ella tenía todo listo para partir de este plano.

Su testimonio a la cadena Noticias Caracol generó tal repercusión, que decidió evitar las redes sociales e ignorar los comentarios que podrían llegarle sobre su decisión.

“No quiero sufrir más, estoy cansada. Estoy literalmente sin fuerzas. Luchar qué. ¿Luchar? Lucho por descansar más bien”. Y agregó allí: “Dios no me quiere ver sufrir a mí y yo creo que a nadie. Ningún padre quiere ver sufrir a sus hijos”.

El pasado 22 de julio, la Corte Constitucional colombiana anunció la extensión del cubrimiento del derecho fundamental a morir dignamente a los pacientes no terminales. Sepúlveda lo solicitó de inmediato: el 27 de julio.

El 6 de agosto le fue aprobada la eutanasia y lo que siguió fue definir la fecha. En primer lugar, lo pidió el próximo 31 de octubre, pero luego recalculó y decidió adelantarlo.

Sin embargo, su lucha a morir con dignidad deberá continuar ya que, con un único pero certero párrafo, el instituto que iba a llevar adelante el procedimiento decidió cancelarlo.


Comentarios


Seguí Leyendo

Quién es Martha Sepúlveda, la colombiana a la que le suspendieron la eutanasia