Logo Rio Negro

¿Quién me atiende? La pregunta no tiene respuesta

"Se internan menores de 50 años porque esa franja etaria es la que tiene más capacidad laboral que hoy, no está inmunizada", dijo el médico Germán Santamaría.

"Se internan menores de 50 años porque esa franja etaria es la que tiene más capacidad laboral que hoy, no está inmunizada", dijo el médico Germán Santamaría.

Nos preguntamos muchas veces a dónde iríamos si a cualquiera de nosotros nos tocara contagiarnos de coronavirus. ¿A un hospital?, ¿a una clínica?, a dónde iríamos en busca de ese auxilio que se necesita cuando las cosas se complican.

Y estamos prácticamente sitiados de un lado y del otro del Valle. Ni soñar con ir a Neuquén en busca de ayuda porque ellos tienen también su sistema de salud colapsado.

Basta mirar el escenario del Valle para darnos cuenta de la magnitud de todo esto que nos pasa. Roca desbordado y con lista de espera impensada en un hospital. Gente que espera una cama. Es decir a la angustia que genera el contagio hay que sumarle la de no saber si la atención llegará y si será a tiempo. El sector privado está repleto y no entra un alfiler.

Pero tampoco podemos mirar las ciudades vecinas. Allen tiene una altísima tasa de letalidad y para colmo de males el hospital está saturado, como todos en la región y el país. Regina, del otro lado, presenta un panorama similar. Cada cual atiende su gente, pero los hospitales de cabecera además se tienen que hacer cargo de las derivaciones de otros que no tienen la complejidad para atender casos graves. Hay en el interior de Río Negro amplias zonas que no cuentan con terapias intensivas y todos ellos van al Alto Valle, a Bariloche o a Viedma, todos colmados de pacientes.

Y ante este complejo panorama la pregunta de a dónde iríamos se queda sin respuesta. Ni siquiera el Estado podría responder ante semejante escenario.

Y no es una apelación al miedo para que todos entendamos que cada enfermo es un problema gigante sin certezas de atención.

La apelación es al cuidado personal, al distanciamiento, al uso del tapabocas. No a las reuniones sociales ni a la presencia imprudente en lugares que pueden esperar.

Los que padecieron de cerca que algún familiar se enfermara o que incluso falleciera, ya pasaron por una experiencia que no es nada recomendable.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


¿Quién me atiende? La pregunta no tiene respuesta