Radrizzani: “lo que dijera era interpretado como líder de la oposición y él no quería jugar ese papel”

El obispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, destacó hoy la “agudeza y sencillez” de Jorge Bergoglio, el flamante papa Francisco, de quien recordó su preocupación en lo últimos años de que “todo lo que dijera era siempre interpretado como el líder de la oposición y él no quería jugar ese papel”. Asimismo, lamentó que ayer, tras conocerse la histórica elección de Bergoglio como Sumo Pontífice, algunas voces lo criticaron duramente al recordar su rechazo al matrimonio igualitario y aclaró que “de ninguna manera era por desprecio” a la comunidad homosexual. “Yo he escuchado anoche que en este tema le daban con un caño y, en realidad, a lo que él se oponía era al término ‘matrimonio’. El hubiese preferido que fuera instituida una sociedad de hecho como tiene Francia”, evocó monseñor Radrizzani, por radio Continental. En rigor, Bergoglio mantuvo una difícil relación con el kirchnerismo, sobre todo con el ex presidente Néstor Kirchner quien lo llegó a considerar el “jefe de la oposición” por los cuestionamientos del religioso a algunas políticas oficiales, y manifestó siempre su férreo rechazo al matrimonio homosexual y al aborto. Esta mañana, monseñor Radrizzani evocó “una de las últimas misas” que el hoy papa Francisco ofició frente a cientos de miles de jóvenes en Luján, a quienes les pidió que “estuvieran atentos con el demonio”. El obispo de Mercedes-Luján lamentó que “después, algunos medios dijeron que había adjudicado la presencia del demonio en el Ejecutivo”. “Entonces él me preguntó: ‘¿A vos te parece que yo quise aludir a la política?’. ‘No, Jorge, vos directamente quisiste aludir a que los jóvenes tienen que estar atentos por las tendencias malas que tenemos todos en el corazón’. ‘Ah, bueno’”, rememoró Radrizzani, al reconstruir la conversación que en esa ocasión mantuvo con Bergoglio. El purpurado evocó el sentimiento que lo embargó en ese momento: “Me di cuenta que ahí hubo una bisagra donde empezó a intervenir mucho menos en público, porque pareció que todo lo que dijera era siempre interpretado como el líder de la oposición y él no quería jugar ese papel”. Por el contario, destacó el religioso, “él siempre sintió el papel de pastor en medio de su pueblo y en medio de los jóvenes, como lo sintió en medio de los pobres, visitando las villas o rezando misa en Constitución o en Retiro”. Radrizzani subrayó el vínculo que lo unió a Bergoglio: “Yo me he sentido querido por él y yo lo he querido mucho. Nuestra relación nace en 1991 cuando casi simultáneamente los dos fuimos nombrados obispos. Era muy agudo en sus análisis, y yo digo no por nada era jesuita”, enfatizó. “Me interesa mucho resaltar la sencillez de Bergoglio que, en todo momento, con su lucidez, trataba de unir los principios de la Iglesia con el mundo actual, y eso me parece que va a ser un rol determinante en el mundo en el que nos toca vivir”, finalizó. Fuente DyN


Comentarios


Radrizzani: “lo que dijera era interpretado como líder de la oposición y él no quería jugar ese papel”