Reabrió el hogar Convivir, con “nuevo espíritu institucional”

La antigua sede del Caina de Bariloche fue reacondicionada para los jóvenes.




#

Los jóvenes fueron alojados en los últimos meses en el ex hogar Gutiérrez.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La provincia abrió ayer el nuevo hogar Convivir de Bariloche, en lo que fueran las instalaciones del Centro de Atención de Niños y Adolescentes (Caina), que además de nueva sede tendrá un equipo técnico reforzado y programas laborales para resocializar a los jóvenes en conflicto con la ley. La delegada de Desarrollo Social, Yanet Lamuniere, informó a “Río Negro” que la nueva sede reabrió sus puertas con “otro espíritu institucional”, con una capacidad “máxima por excepción” para seis internos pero aspira a trabajar con un ideal de cuatro. El Convivir funcionó transitoriamente en las oficinas de la delegación local hasta el 20 de diciembre cuando fue reubicado en la Escuela 321 de Dina Huapi, donde los internos pasaron seis de los doce días que duró el traslado y mantuvieron algunos conflictos con los vecinos de la localidad. Algunos jóvenes encausados retornaron a la precaria instalación de la delegación hasta que fueron externados y desde hace tres semanas no hay internos esperando atención. Lamuniere señaló que la “refundación” del Convivir cuenta con un equipo de profesionales reforzado, nueva directora y programas de actividades laborales y ocupacionales que favorezca la reinserción social de los menores, pero no contempla tratamiento para casos con adicciones que se seguirán trasladando a otras localidades o fuera de la provincia. “Los chicos tenían mucho tiempo ocioso y estaban hacinados” dijo. La funcionaria informó que el Caina funciona desde hace un mes en las nuevas instalaciones con once niños y niñas alojados pero que recién se pudo realizar la inauguración el viernes de la semana pasada por razones de salud de los menores. La funcionaria explicó que el Caina fue relocalizado en una casa alquilada por la provincia para adaptar el hogar que existe en la delegación ministerial a las necesidades de los jóvenes en conflicto con la ley, dadas las dificultades que enfrentaba la provincia para alquilar una propiedad donde instalar el Convivir. “Evaluamos que el cambio fue muy positivo porque a los niños chiquitos del Caina les resultó súper placentero y están muy a gusto en el nuevo hogar porque es una casa, no lo sienten como una institución sino como una casa y eso movilizó a todos, fue un salto cualitativo”, sostuvo. La inauguración incluyó festejos con murgas, actividades plásticas y una torta para compartir entre los niños. La subsecretaria de Protección Integral del Ministerio de Desarrollo Social, Ana Calafat, explicó que “muchos de los edificios que prestaban servicio a programas o dependencias de este ministerio no eran funcionales para el propósito que debían cumplir”.

JÓVENES EN CONFLICTO CON LA LEY


Comentarios


Reabrió el hogar Convivir, con “nuevo espíritu institucional”