Alerta: Manifestantes levantaron el corte de ruta

Reclaman “estrategias claras” para loteos sociales

La grave crisis habitacional existente en Bariloche fue tema de estudio de entidades sociales, llegando a la conclusión que hay grandes franjas de lotes para la construcción de viviendas.



#

Aseguran que entre el lago Nahuel Huapi y el Gutiérrez hay tierras donde se pueden asentar planes habitacionales.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- En el ejido municipal local existen vastas extensiones de tierra fiscal sin destino definido, mientras crece cada día el déficit habitacional y el Estado sigue sin dar respuestas.

El diagnóstico fue esbozado por la Asociación Civil NorteSur, la iglesia Evangélica Luterana y la Fundación Gente Nueva, luego de realizar un relevamiento de la tierra pública existente en esta ciudad, donde aparecen cientos de hectáreas bajo dominio del Estado nacional y también numerosos lotes municipales.

El mapa revela que en el Oeste del ejido -especialmente sobre la franja que va desde el lago Nahuel Huapi hasta el Gutiérrez- y también cerca del arroyo Ñireco abundan los espacios fiscales que no están integrados a ningún plan de hábitat ni de desarrollo económico.

Sebastián Terrero, de NorteSur, explicó que la tierra “es un recurso estratégico” y del uso que le dé una comunidad depende de la construcción de una economía equitativa.

“Si no interpelamos el modelo local de distribución de la riqueza seguimos haciendo asistencialismo -señaló-. Y Bariloche es una sociedad con serios problemas de desigualdad”. Dijo que el estudio que realizaron apuntó a “hacer visible el recurso estratégico” y se completará a futuro con un “indicador” que defina “en qué punto se tocan las necesidades con esos recursos”.

En este terreno la actual gestión municipal no puede exhibir avance alguno y las escasas iniciativas provienen de las entidades comunitarias y la organización de los propios vecinos.

Aunque hace más de un año existe un Banco de Tierras, sus resultados han sido hasta aquí muy pobres y los funcionarios desecharon la realización de un inventario de tierras públicas.

Las tres entidades del relevamiento cuestionaron “el débil sistema de información en relación a estos recursos” y también la escasa planificación “que permita implementar una política al respecto”. Subrayaron que “en el caso de la tierra pública no existe información municipal ni provincial sobre totales de territorio por jurisdicción, que permitirían visualizarlos como un posible recurso de desarrollo colectivo”.

El mapa da cuenta de que hay en Bariloche no menos de 465 hectáreas asignadas hace décadas al Ejército para prácticas militares y que quedaron rodeadas de urbanizaciones. También hay parcelas dispersas, o agrupadas en algunos casos, como en el barrio Nahuel Hue. Parques Nacionales y Ferrocarriles cuentan con no menos de 25 hectáreas sobre el ingreso Este de la ciudad.

Además de reclamar “una estrategia activa” para el uso de la tierra fiscal, las tres organizaciones comunitarias plantearon un proyecto de ordenanza para definir y apoyar las “unidades económicas sociales” orientadas a promover “el autoempleo y la reproducción de la vida”.

Dijeron entre sus conclusiones que existe “una escasa lógica de utilización de los recursos públicos, o al menos una débil convocatoria por parte del Estado Municipal para desarrollar una estrategia de poder en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil, que devenga en un uso más equitativo del territorio”.


Comentarios


Reclaman "estrategias claras" para loteos sociales