Reclamo sobre la Ruta 237 cumple diez días

Recién mañana volverán a sentarse a negociar un acuerdo.



NEUQUÉN (AN).- Una vez más, los trabajadores que buscan pasar a ser parte del Ente Provincial de Agua y Saneamiento(EPAS) realizaron cortes intermitentes en cercanías de Picún Leufú, sobre la ruta 237. El jueves hubo una instancia de negociación en la subsecretaría de Trabajo, pero ante la falta de definiciones, volvieron a llevar el reclamo a la ruta 237. El titular de la CTA neuquina, Carlos Quintriqueo, informó ayer que el lunes, luego de la disposición de un cuarto intermedio, ambos sectores volverían a negociar. El personal busca el pase a planta de 13 trabajadores, tres de ellos cesanteados por la empresa Sombra, una contratista del EPAS muy cuestuionada por su inefientes prestaciones en la localidad. Ayer la medida consistió, como en los días precedentes, en la interrupción del tránsito, esta vez cada cuatro horas, provocando así algunos inconvenientes en el tránsito hacia la cordillera neuquina. Quintriqueo consideró que “mañana (por hoy) las medidas podrían quedar suspendidas” hasta la negociación en la cartera de Trabajo, donde irán a buscar una propuesta del gobierno que permita terminar con el conflicto. El conflicto se extiende desde hace unos 10 días. Pese a las protestas reiteradas sobre la ruta que impidieron el adecuado tránsito en uno de los puntos provinciales más circulados, el reclamo parece postergarse en la indefinición. Por otra parte, los empleados han manifestado su contundente rechazo a la tercerización de las obras de la empresa pública provincial, mediante el mecanismo de contratación con la empresa Sombra, que también recibió trabajos en tramos trascendentales de la red de agua de la capital. Durante los últimos años denunciaron públicamente que hay trabajos que con una inversión dentro de la empresa no quedarían en manos del sector privado, un planteo que también busca ocupar el personal capacitado de la firma pública. La semana pasada el secretario de Seguridad de la provincia Guillermo Pellini, quien quería el desalojo de los manifestantes,explicó que el caso fue denunciado en la justicia provincia y también en el fuero federal. Es más fue irónico al decir “no quiero pensar que no actúan porque es sábado”. El caso es que a 10 días el conflicto se mantiene sin solución y hay trastornos en una vía clave en medio del crítico panorama que se vive en el sur por las cenizas.


Comentarios


Reclamo sobre la Ruta 237 cumple diez días