Recta final para el nuevo contrato de concesión de CALF en Neuquén

En la mayoría de los puntos hay acuerdo entre los concejales. El cambio del esquema tarifario generó cruces con el sector de Juntos por el Cambio.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

Avanza el acuerdo para el nuevo contrato de concesión de CALF. (Oscar Livera).-

Avanza el acuerdo para el nuevo contrato de concesión de CALF. (Oscar Livera).-

El equipo de ingenieros de la cooperativa CALF finalizará hoy la exposición sobre el cambio de modalidad de cobro de la energía eléctrica en la ciudad, a partir del nuevo contrato acordado con el Ejecutivo. De los encuentros entre concejales, el Municipio y CALF no se registraron objeciones al marco regulatorio, o a los 20 años (+ 5 de prórroga) que se plantearon en el nuevo contrato.

También se estableció que habrá una revisión tarifaria cada dos meses y que el Ejecutivo tendrá poder de modificación del precio que se cobra en la boleta no sólo por los incrementos salariales, sino por las posibles variaciones del costo de la energía, una modificación que al menos en la comisión, no tuvo objeciones.

Sin embargo, las discrepancias para autorizar el nuevo convenio comenzaron con la discriminación de la nueva modalidad de cobro y la tarifa plana. Esta tercera reunión de comisión debería abordar los puntos que el bloque de concejales (ex gestión de Cambiemos) objeta respecto a los cambios y en el que sólo se escuchó al edil Marcelo Bermúdez (Pro- Juntos por el Cambio).

La última definición del gerente general de la cooperativa, Carlos Saita, fue que con la nueva estructura de facturación derivará en una reducción de un -6% para los usuarios residenciales y de hasta un -16% promedio en el caso de los pequeños comerciantes. Los números podrían variar, aclaró el directivo.

La tarifa “plana” plantea un cargo fijo (que ahora es de $7,18) de $200, $400 y $600 según el sector, también una tasa por alumbrado público que llevará de 128 a 147 pesos por cada usuario (actualmente es un porcentaje del consumo) y un pago por canon de 105 pesos.

Uno de los puntos de la nueva concesión es cambiar el cálculo para el pago del alumbrado público que hoy es porcentual. (Foto: Archivo Oscar Livera)

A esto agregaron que habrá un incremento bimestral para “equiparar” el desfase ocurrido en 2019 del valor agregado de distribución (VAR) o costo de energía, cuando el gobierno de Cambiemos en la ciudad no autorizó los incrementos que CAMMESA fijó y luego reclamó a la cooperativa.

Aún así, desde CALF sostienen que el usuario residencial no tendrá aumentos en la boleta; debido al cambio de estructura de cobro, que dejará de ser en porcentajes según el consumo. Se especificó que en el caso de las empresas o grandes consumidores de energía (D2 y D3) se les cobrará en función de los kw de potencia de uso.

Mientras en la última reunión el concejal Bermúdez sostuvo que la nueva estructura favorecía a quienes más consumen, el representante de CALF ante el municipio, Marcelo Severini, aseguró que el esquema favorecerá a los sectores en desarrollo que tienen costos elevadísimos del consumo eléctrico por falta de calefacción a gas (se cifran las boletas en más de 10 mil pesos y hasta 20 mil en casos extremos como en Cuenca XVI).

“No sólo tiene que ver con la calefacción a electricidad, sino que está demostrado que una boleta residencial en sectores más pudientes paga menos que una residencial en los barrios, sólo por el acceso a diferente tecnología” de artefactos de bajo consumo, sostuvo Severini.

Otro cambio será la eliminación del Aporte Reintegrable por Obra (ARO) que se acuerda con los desarrolladores de una nueva urbanización (loteo o edificio) para la devolución en energía de obra nueva que debían introducir en el proyecto por la demanda de las conexiones (transformador u otra obra).

La explicación de los perjuicios económicos para la cooperativa que tenía este índice, no terminó de convencer a algunos sectores.

Un tema sin claridad fue el tiempo de “transición” por el que se implementará esta tarifa hasta un estudio definitivo del consumo y demanda de la ciudad: mientras el Ejecutivo habló de un plazo máximo de 12 a 18 meses para esperar la presentación de la tarifa definitiva para los usuarios de CALF; desde la cooperativa se habló de un mínimo de 4 años para terminar la transición.

Dato

$20.000
puede llegar a pagar una familia que se calefacciona con energía eléctrica por la falta de gas. Es uno de los puntos a corregir.

Comentarios


Recta final para el nuevo contrato de concesión de CALF en Neuquén