Murió a los 53 años Francesc Picas, ex Loco Mía: su revelación que anticipó el final

La noticia la comunicó la familia del artista que con su grupo marcó a una generación. En su última entrevista en Argentina, había hablado del padecimiento de la fama.  

La noticia caló hondo en la nostalgia de una generación. Francesc Picas, integrante del histórico grupo Loco Mía, murió en Barcelona a los 53 años. El hecho lo dio a conocer la familia en las redes sociales del artista, causando un profundo dolor entre sus seguidores y el mundo del espectáculo.

“La Luz de Francesc se ha apagado en esta vida, pero nunca lo hará en la eternidad. Queda en el corazón y la memoria de todos aquellos que tanto le hemos querido”, dice el texto escrito y dedicado especialmente: “A todos los amigos y seguidores de Francesc Picas”.

El posteo de la familia de Francesc Picas (Instagram).

Cabe recordar que Francesc entró en Loco Mía cuando tenía 18 años. Y lo que empezó con una invitación a un movimiento estético y disruptivo, terminó en esa revolución, entre movimientos abanicados y melodías pegadizas que irrumpió a comienzos de los ‘90.

En Ibiza, en Buenos Aires y en todas partes del mundo se bailaban las canciones de Loco Mía. Para el catalán, fue el fin abrupto de la adolescencia, el empujón para sumergirse definitivamente en el mundo del arte, el pasaporte a todas las formas posibles de la fama.

Durante su última visita a la Argentina, hace tres meses, recordó que hacía 24 años que no pisaba el país y se mostró entusiasmado por su propuesta de espectáculo In Time, con la que sentía que enterraba para siempre la sombra de ser un ex Loco Mía.

Francesc dijo ser feliz en Loco Mía, pero no ocultó las maldades de la fama. “También ha sido un ancla que me ha mantenido en un lugar muy determinado y ha sido una lucha continua. Cualquier cosa era compararlo con eso. Y hasta encontrar una alternativa, pues han pasado 30 años”, afirmó sobre los dos momentos visibles de su trayectoria.

“Después de Loco Mía saqué un disco como solista, Bendición, que estuvo muy bien y funcionaba muy bien, pero vivía de toda la sombra del grupo. Y una vez más tuve que huir porque el síndrome me perseguía”, aseguró.

También fue un tiempo de búsquedas. De terminar los estudios de psicología, de recuperar su vida de antes del boom. Y de ponerle un cierre definitivo a su historia con Loco Mía. El disparador fueron las películas sobre el grupo, donde le significaba abrir los baúles del pasado y le imponían una versión diferente a la que había vivido en carne propia.

En esta catarsis, Francesc entendió que era una manera de soltar. Quizás no la mejor ni la que hubiera elegido, pero era una manera. Y esas palabras hoy resuenan, en medio de la tristeza que llega en catalán y en castellano. “Ahí empecé un poquito el pensar ‘este es el final’. Y sí creo que lo mejor que le puede pasar a una historia, aunque sea 30 años después, es que tenga un final, bueno o malo, pero que tenga un final.

La última entrevista en Argentina a Francesc Picas


Con información de Teleshow.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios