¡Que la inocencia te valga! Es el día de los Santos Inocentes y esta es su oración

Cada 28 de diciembre, la Iglesia Católica celebra el día de los Santos Inocentes, en honor a los niños que murieron ante la llegada de Jesús y el despotismo de Herodes. Conocé cómo podés honrarlos con una oración.

La Iglesia Católica celebra este 28 de diciembre la fiesta de los Santos Inocentes, día en el que conmemora a los niños que murieron asesinados por órdenes del rey Herodes, en una cruel medida que pensó que lo libraría de Cristo, el Mesías esperado.

En épocas de la llegada de Jesús, Herodes estaba al tanto del nacimiento de un rey que habría de gobernar a su pueblo y lo desplazaría de su poder, situación que lo aterraba. Por eso, envió a asesinar a todos los niños que pudieran ser la persona elegida.

Finalmente, la sangre de los niños fue derramada para que Cristo viva y, aunque no lo sabían entonces, Dios los constituyó como mártires, es decir como testigos del sacrificio de su propio Hijo.

Sin embargo, y a pesar del gran poder de Herodes, el niño Jesús logró salvarse de la muerte gracias a los cuidados de San José y de la Virgen María.

Según el relato de San Mateo, unos sabios venidos de Oriente advirtieron al rey Herodes del nacimiento inminente del Mesías, que se profetizaba rey de Israel. Esos sabios son representados como los reyes magos, cuya tradición los trae el 6 de enero haciendo sus aportes para el niño Jesús.

Herodes les pidió entonces que, luego de adorar al recién nacido, regresen y le revelen dónde estaba para él también saludarlo. Pero los planes del rey eran otros y, para no perder el poder, envió una orden de asesinar a todos los niños menores de dos años que vivían en Belén y sus alrededores.

Aquel fue el primer derramamiento de sangre desatado a causa de Jesús, según la historia católica. Por eso, la muerte de los niños se convirtió en el anticipo del reinado y la muerte de Cristo, víctima inocente por excelencia.

Oración para los Santos Inocentes


En el día de los Santos Inocentes, esta oración puede servirte para pedirles intervención divina.

Oh, Santos Inocentes, pequeños mártires
que están en el Corazón del Padre
Y en el Amor inmenso de María,
les rezamos:
Intercedan por nosotros el Espíritu de fortaleza
Para combatir el mal que ataca
Y destruye las vidas,
especialmente las de los pequeños,
Débiles y pobres inocentes.

Enjuguen las lágrimas de los niños,
acaricien con ternura
A los enfermos y a los ancianos.
Ayuden a los hombres y mujeres a creer en la vida,
A defender su sacralidad
desde la concepción hasta el último respiro.
Para aquellos padres y madres
que la rechazaron con el aborto
Obtengan la gracia del perdón de Dios
y la paz del corazón.
Para los que golpean y humillan
a los pobres e inocentes,
Intercedan arrepentimiento sincero y verdadera conversión.

Protejan cada vida desde el seno materno;
Custodien a los niños
para que no pierdan su inocencia;
Ayuden a las familias a recibir y amar a sus hijos
Como regalo de Dios.
Velen sobre los enfermos
para que sientan que Dios está cerca de ellos;
Iluminen a los poderosos
Para que promuevan leyes en defensa de la vida.

Recen con nosotros y por nosotros
para que la humanidad encuentre
El amor y el respeto hacia los niños y los inocentes
Para que aprendamos de ellos a amar
El tesoro precioso: ¡la vida!

¡Santos Inocentes,
rogad por nosotros!


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios