Medidas de Macri: control en surtidores, pero una señal difusa para Vaca Muerta

La aplicación de retenciones en la industria petrolera servirán para contener el mercado interno pero no aportará muchos dólares. Sí puede afectar la llegada de inversiones.

03 sep 2018 - 10:23

El anuncio de la aplicación de retenciones a las exportaciones tendrá un doble impacto para la industria petrolera en general y para Vaca Muerta en particular. Para este sector será más una medida política que recaudatoria. Por un lado permitirá controlar los precios finales en los surtidores pero, por el otro, agregará lastre a los desarrollos no convencionales que son más costosos que los tradicionales.

Desde septiembre del año pasado el mercado de los combustibles está liberado en el país, es decir, el barril de crudo se rige por la cotización internacional. Esto en la práctica no terminó de aplicarse nunca porque los valores del mercado se dispararon y el gobierno debió acudir a la petrolera de bandera YPF, que tiene una posición dominante en la venta de combustibles, para evitar que los precios en surtidores acompañen el incremento del crudo y la disparada del dólar.

Te puede interesar: Macri anunció medidas y cambios en su Gabinete

Con una medida de retención a las exportaciones se logrará contener más aún ese mercado. En la práctica el barril interno cotizará al valor del Brent (la referencia internacional) menos los derechos de exportación. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, explicó que en el caso de los productos primarios será de cuatro pesos por dólar lo que, para el crudo (hoy cerca de los 80 dólares), redondeará un 10% aproximadamente.

Actualmente, por la intervención estatal para contener el impacto de los combustibles en la escalada inflacionaria, el barril en el país se paga unos 15 dólares menos que la cotización internacional. Además Argentina no exporta petróleo en volúmenes significativos. De hecho, si bien el ministro de Energía Javier Iguacel abrió la exportación de crudo liviano (el neuquino), la única cuenca con envíos al exterior es la del Golfo San Jorge en Chubut. En resumen, se exportan más derivados que crudo.

Por eso la medida, para esta industria, tendrá más un fin de control interno de precios que el aporte que realizará para la recaudación.

Por otro lado es una señal contradictoria para el desarrollo de Vaca Muerta. La industria petrolera vio con buenos ojos la apuesta del gobierno de liberar el mercado y de incentivar los no convencionales. Sin embargo volver a las épocas de un precio interno disociado del internacional pondrá paños fríos en la decisión de nuevas inversiones.

Te puede interesar: El dólar trepa 40 centavos tras los anuncios

Los no convencionales son desarrollos más caros que los tradicionales y si además se le recorta el valor de venta, el sector pierde varios puntos de competitividad con otras cuencas shale del mundo. Vaca Muerta dejará de ser atractiva para las inversiones extranjeras con un barril barato.

Algo similar ocurre con las recientes exportaciones de gas hacia Chile. Aplicar una penalidad podría quitar todo el atractivo que tiene la venta de fluido al vecino país. En este caso si la posibilidad de exportar pierde ventajas, todo el reciente desarrollo de Vaca Muerta puede tambalear ya que le gas no convencional neuquino necesita nuevos mercados para expandirse, de lo contrario podrían contraerse las inversiones planificadas.

Las medidas de intervención parecen no caerle bien al sector petrolero que se rige por variables internacionales. El presidente Mauricio Macri habló de Vaca Muerta en su discurso, ratificó que es una de las principales apuestas del país para que ingresen dólares, pero en este caso las retenciones pueden funcionar como un tapón a la llegada de inversiones que posibiliten el desarrollo del sector.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.