Río Negro dará el visto bueno para la autopista entre Allen y Cipolletti

La Provincia emitirá hoy la resolución ambiental que esperaba Vialidad. De esta manera, no habrá lugar para la audiencia pública anunciada hace dos meses.

Weretilneck dice que es “pésima” la gestión de la obra y anticipa que el tramo de Roca seguirá frenado “mientras no exista un consenso con la comunidad”.

01 ago 2018 - 07:34

El visto bueno ambiental que espera Vialidad Nacional para avanzar con las obras de ampliación de la Ruta 22 entre Allen y Cipolletti será emitido en las próximas horas.

Así lo confirmaron desde el gobierno provincial, que dejará sin efecto la posibilidad de realizar una audiencia pública para que los vecinos del Alto Valle Oeste opinen sobre el proyecto.

Esa instancia de participación había sido anticipada a fines de mayo, cuando se informó que Vialidad Nacional había presentado los estudios de impacto ambiental para las secciones 2 (Godoy-Cervantes) y 5 (Allen-Isla Jordán).

Es cierto que las convocatorias surgían con un sentido menos relevante que la audiencia realizada el año pasado en Roca, porque ambos proyectos tienen un porcentaje avanzado de ejecución, pero resulta contradictorio que hayan sido anunciadas y que muy poco después las descartaran.

Te puede interesar: Pasó el mes prometido por Nación y la Ruta 22 nunca se reactivó

El gobernador, Alberto Weretilneck, sostuvo ante “Río Negro” que esta semana se resolverá “un punto importante para Vialidad, que consiste en el resolución ambiental del tramo 5” (Allen-Cipolletti) y así “la empresa no tendrá inconvenientes y podrá cumplir con “un ritmo de obra” como el resto de las ejecuciones.

El mandatario anticipó que la Secretaría de Ambiente autorizará porque “no hay impacto con los municipios”, pues el tramo está fuera del “ejido urbano” de Allen y de Fernández Oro, en tanto que en Cipolletti llega a la isla Jordán y por eso “no hay problemas”.

La secretaria de Ambiente, Dina Migani, amplió la información en declaraciones la AM La Carretera y detalló que durante esta jornada se conocerá la resolución aprobatoria, que de todas maneras “será con condicionamientos”.

Esos “condicionamientos” están relacionados con los planes de excepción y contingencia, y “algunas sugerencias” presentadas por la intendenta de Allen, Sabina Costa. La funcionaria mencionó que son cuestiones de corrección pero “no de fondo” ya que la obra está avanzada en un 70%.

Consultado por el tramo de Roca, Weretilneck insistió que “está paralizado porque Vialidad insiste con su proyecto elevado y no admite otro” entonces “mientras no exista un consenso con la comunidad seguirá paralizado”.

“Pésima gestión”

Weretilneck fue crítico sobre “la gestión” del proyecto y consideró que la construcción en el tramo Allen-Cipolletti es “pésima” por las “demoras e inconvenientes” generados.

El gobernador aseguró que su mayor preocupación está en el desenvolvimiento de la obra, puntualmente en el extremo oeste del Alto Valle.

“La gestión de la obra es pésima. Hoy, para ir de Roca a Cipolletti se tarda una hora y 15, cuando antes eran 30 minutos. Preocupan esas demoras, molestias e inconvenientes de la gestión cuando se está en temporada baja de la fruticultura. Así, en plena temporada será caótico”, evaluó.

El gobernador dijo haber abordado el jueves pasado esa cuestión con la titular de Vialidad Nacional, Patricia Gutiérrez, que le adelantó “estar en renegociación” con las empresas del tramo de Allen-Cipolletti.

Ambos se reunieron en Buenos Aires, antes del encuentro entre la funcionaria y los defensores del Pueblo de Río Negro, Adriana Santagati y César Domínguez.

La aprobación de la Secretaría de Ambiente será con “condicionamientos” relacionados con planes de excepción y contingencia.
Ahora sólo queda un tema clave: la deuda
Superada la instancia de la resolución ambiental, el margen de excusas se achicará para el gobierno nacional.
Con la medida del gobierno rionegrino, el único obstáculo para avanzar en la concreción del proyecto de ampliación de la ruta estará dado por las deudas con la empresa a cargo de las obras.
Hasta el momento no hay fechas ciertas sobre esos desembolsos, aunque fuentes del gobierno nacional informaron esta semana que el plan de trabajo “a seis meses” para el tramo Allen-Cipolletti se mantiene sin alteraciones.
Es decir que a principios del 2019 los valletanos deberían ubicar en el pasado los tres desvíos, empezando a recorrer la nueva autopista a lo largo de esos diez kilómetros.
Viedma / Roca

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.