Weretilneck prometió $950 millones para viviendas pero sólo hay 28 millones para el 2019

En su presupuesto 2019 no llega al 3% de lo estimado para el año. El legislador Raúl Martínez arremetió que el IPPV seguirá sin hacer casas, salvo las pendientes. Presentado en abril en Cipolletti, este programa aún no se implementó y la Provincia continúa supeditada a los planes federales, que Nación ya abandona.

06 dic 2018 - 00:00

El programa habitacional Camino a Casa de Río Negro registra un presupuesto casi inexistente para el año próximo. Figura con menos del 3% de la partida anunciada para ese esquema provincial de viviendas, que el IPPV igualmente tampoco puso todavía en marcha.

El decaimiento de las ejecuciones habitacionales es notorio, empujado por el retiro de la Nación en el financiamiento y la imposibilidad rionegrina. El IPPV está concentrado en la finalización de los barrios del Techo Digno, ocupándose de la infraestructura. El diseño propio de Camino a Casa sigue reducido al anuncio y la intención. Por ahora, sólo existen presentaciones, entre otras, de UPCN en Cinco Saltos, Empleados de Comercio en Fernández Oro y Unter en Viedma, cumpliéndose con la recolección de documentación.

Este bajo nivel de ejecución repercute en puestos laborales. Desde el martes, trabajadores de la Uocra acampan frente a Obras Públicas y Desarrollo Social en Viedma, reclamando por el cumplimiento de construcciones públicas.

En ocasión del debate del presupuesto, el legislador del FpV, Raúl Martínez se concentró en la carencia de planes habitacionales. “Río Negro seguirá sin construir viviendas”, sentenció.

Ponderó la baja asignación del mencionado programa rionegrino y supeditó toda ejecución a la conclusión de los barrios de Techo Digno (transferidos por los municipios y que sumaron 2552 viviendas), avanzados en su mayoría y en tareas de infraestructura, como también, la finalización de otras 800 del mismo plan federal. Estas últimas -recuerda el legislador- “son las únicas gestionadas, licitadas y construidas por el IPPV, desde 2016”.

La alternativa planteada por el IPPV correspondía al Plan Camino a Casa. Lo presentó este año con una base de unos 950 millones, unos 800 de los envíos del Fonavi (este aporte se estima en 1.073 millones para 2019) y otros 150 de recupero. Pero, el presupuesto aprobado demuestra lo contrario. Su partida totaliza 28.319.739 pesos, dividida en 14.440.824 pesos “para vivienda nueva” y 13.878.915 pesos para “infraestructura y plateas con servicio. Una veintena de unidades permitiría esa disponibilidad.

Adelantado en marzo por el gobernador Alberto Weretilneck, el IPPV presentó al programa en abril en Cipolletti pero, todavía, no se implementó, a pesar que su interventor Jorge Barragán habló de su inicio para setiembre. El mismo “está destinado a atender la demanda organizada de ONG, gremios, asociaciones, cooperativas” aunque también el instituto podría ejecutar con tierras propias”.

El plan Camino a Casa prevé cinco prototipos de respuestas, desde una simple platea con las conexiones de servicios (pilar, nicho de gas, agua con medidor, llaves) hasta una vivienda, de dos dormitorios, cocina, baño y comedor. Su construcción se cumple a través de convenios con organizaciones intermedias, que dispongan de terrenos.

Desde el 2016, el IPPV asumió la conclusión de más de 2500 casas federales de Techo Digno, que ejecutaban los municipios, y sumó otras 800 unidades por convenios directos de Nación con la provincia. Sus finalizaciones constituyen las entregas que viene cumpliendo el gobierno de Weretilneck.

En números
$ 28.319.739
es la partida aprobada en el presupuesto 2019 para el Plan Camino a Casa. La mitad sería destinada a viviendas nuevas.
La Uocra reclama la puesta en marcha de diferentes obras
La UOCRA acampa en Viedma por obras que “generen empleos”.
“Ya pasó el tiempo de la bolsa de comida”, repite el titular del seccional, Damián Miler y pide la “reactivación” de las ejecuciones comprometidas”, como viviendas para el gremio y, entre otras, el complejo del Casino. Habló de una ocupación en 2014 y 2015 “de 700 a 800 trabajadores y, actualmente, no llegamos a 200”.
El gobierno provincial aludió a su “asistencia permanente” a más de 250 trabajadores, sumando 14 millones en 2018, con tarjetas sociales. Enumeró además subsidios, kits escolares y 875 módulos alimentarios. Agrega que “esa presencia provincial contrasta con el reclamo del gremio” y “llama la atención la protesta” porque la UOCRA siempre fue recibida por autoridades de Desarrollo Social y Obras Públicas.
En dos años, el IPPV entregó 700 viviendas

Río Negro entregó cerca de 700 viviendas en los últimos dos años. Esa cantidad es la media anual en la historia del IPPV. Con el actual avance, la provincia afirma que la mayoría pendiente -algo más de 2.700- será adjudicada el año próximo.

El inconveniente se advierte en las nuevas construcciones. Otras partidas corresponde a los Programas Habitar y Casa Propia, con un total de $88.378.554.

El legislador Martínez advierte que esa suma no es compatible con la previsión oficial de 244 viviendas. “Los números no cierran”, aclara. “O serán unidades de 18 metros cuadrados” o, en realidad, con costos reales, los fondos “alcanzarán sólo para 80 viviendas”, advirtió.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.