Remises 'truchos' publicitados por la comuna de Traful

No cumplen con los requisitos que exigen las leyes provinciales y nacionales, y son promocionados en folletos de la Comisión de Fomento. En el pueblo no hay marco regulatorio.





TRAFUL (AVLA)- Hasta hace unos meses, en Villa Traful no había remises, taxis ni un servicio urbano de transporte. En la Comisión de Fomento, no hay marco regulatorio ni legislación sobre habilitaciones y otorgamiento de licencias para transporte de pasajeros urbano. No obstante, en el verano comenzó a operar «Remises Traful», cuya flota de vehículos no tiene habilitación provincial para transporte de pasajeros y no cumple con los requisitos estipulados por la ley provincial y nacional de transporte.

A pesar de la situación irregular de la remisería, en febrero, a través de una disposición, el Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN) la contrató para trasladar tres veces por semana a una afiliada que debe realizarse diálisis en Bariloche. Hasta ese momento, y durante tres

años, lo había hecho un particular de Villa Traful. El nuevo convenio indicaba un monto de $1.740 por mes.

El titular de la empresa, Marcelo Cuevas, es empleado de la Comisión de Fomento de Villa Traful y se encuentra «afectado» al Puesto Sanitario de la villa cuando es necesario. También, junto a otro empleado de la Comisión,Manuel Márquez, es uno de los choferes de los remises.

La remisería se encuentra en una local propiedad del actual delegado Normalizador de la comuna Eduardo Dáttoli, al lado de su conocida fábrica de alfajores. En diálogo con «Río Negro», Dáttoli aseguró no tener vinculación comercial con la remisería: «El local no lo alquilo, lo presto, no recibo nada a cambio. No tengo un comodato firmado. Estos chicos estaban deambulando, no podían concretar nada, vinieron a verme. La están usando desde mediados de febrero. Es una sociedad que la formaron entre dos o tres personas, dos son empleados de la comuna y otro es el medico».

Asimismo, Dáttoli reconoce la irregularidad de la empresa y agrega: «Yo no puedo habilitar esto, acá no hay una ordenanza. Estamos en trámite de habilitación. Si es trucha, acá hay varios truchos (…) la policía tiene que ver mas que yo».

La ayuda de Dáttoli no sólo se traduce en el préstamo «gratuito» del local, sino en la promoción de la remisería. En la oficina de informes turísticos de la comuna, detallan las tarifas y áreas de los traslados; y en el folleto oficial de Villa Traful, se incluye el servicio de «remises» donde figura «Remises Traful» y un teléfono, que, curiosamente, es el mismo de la fábrica de alfajores.

El folleto fue impreso el 3 de febrero, pero desde la comuna enviaron la información unos 15 o 20 días antes, por lo tanto, la remisería estaba funcionando, por lo menos, desde la primera quincena de enero. El mismo Marcelo Cuevas, titular de la empresa, asegura: «Estamos trabajando desde junio del año pasado, y para hacer algo más formal abrimos el local en enero».

«El riesgo y problema es de ellos. Le ofrecieron el traslado de una mujer y para poder firmar ese contrato con Instituto supongo que deben tener todos los papeles en orden. Entonces no veo por qué yo no puedo facilitarle un lugar», detalló el delegado normalizador.

En la subdelegación del ISSN de Villa Traful, sólo consta la disposición del ente provincial donde indica el cambio de prestador (enviada por fax directamente desde Neuquén a la villa y no a La Angostura, donde deberían remitirse también las disposiciones) y una nota de Marcelo Cuevas presentada el 26 de marzo donde renuncia como prestador para realizar los traslados, según él, «porque nunca hicimos el trabajo, la afiliada no quiso». Si bien desde ISSN no quisieron brindar información a este diario, «Río Negro» pudo conseguir la disposición Nº576/07 del 27 de febrero, donde la entidad «aprueba la confección de un convenio para la prestación del 100% de los traslados ida y vuelta desde Villa Traful a Bariloche, con tres frecuencias semanales por el término de 6 meses a partir de marzo 2007». Tanto desde la delegación de Traful como de La Angostura; informaron que no existía en esas dependencias copia alguna del convenio citado.

«En Instituto me dijeron que ellos tomaban la determinación que les parecía bien. Le dijimos que la remisería no estaba habilitada, que hubieran llamado a un concurso de precios, algo transparente, dijeron que no, que ellos tomaban la decisión que les parecía bien», comentó a este diario Carlos Miranda, el esposo de la afiliada que debe ser trasladada a Bariloche para hacerse diálisis tres veces por semana.

 

Documentación

 

La flota de vehículos incluye un Gol tres puertas modelo 2006 del médico Marcelo Weimer del puesto sanitario (que, según el médico, está dado en comodato) y una Peugeot Partner que sería propiedad de Manuel Márquez. También, durante el verano habría estado operando un Renault 18 de más de 20 años, de Marcelo Cuevas, pero que actualmente no estaría siendo utilizado como remise. Según Cuevas, quien figura como monotributista, los autos cuentan con seguro, la remisería estaría registrada en Rentas y están viendo la posibilidad de tramitar la habilitación provincial.

Como la comisión de fomento no tiene una normativa sobre el servicio de taxis y remises o transporte de pasajeros, se aplicaría la ley provincial Nº2.027 y sus reglamentaciones, y la ley Nacional de Tránsito (a la cual adhiere Neuquén). La Provincia sólo habilitaría transportes con un mínimo de 9 asientos, pero no de menor porte. Entre los requisitos generales, se exige una verificación técnica cada 6 meses, carnet de conducir profesional, salidas de emergencia, y disposiciones específicas en cuanto al modelo y tipo de vehículo.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Remises 'truchos' publicitados por la comuna de Traful