Retrasarse para ganar, la fórmula de Cipolletti



#

Sacrificio y fútbol, la combinación que aporta Matías Sosa.

federal a

Gentileza

Se retrasó para ganar. Así podría resumirse el ajuste táctico e Ricardo Pancaldo para que Cipolletti gane su primer partido de visitante en el torneo y corte una racha negativa en esa condición que ya superaba el año. El domingo, el Albinegro derrotó 2-1 a Ferro, en General Pico, y consiguió sus primeros tres puntos fuera de La Visera, luego de las tres derrotas sufridas como visitante en la actual temporada. ¿Qué ajustes tácticos tuvo Cipolletti? Los explica su entrenador: “Salimos a esperarlos un poco, planteamos una presión media, es decir, no tan arriba como lo veníamos haciendo y como lo hacemos habitualmente de local. Recuperamos rápido la pelota y lejos de nuestro arco, a pesar de hacerlo un poco más atrás”. Sobre el equipo que salió al campo del estadio de Ferro, Pancaldo destacó el trabajo de los volantes centrales: “Me gustaron mucho los dos “5”. A Mellado (que volvió al equipo para reemplazar al sancionado Capurro) lo retrasamos y lo ubicamos apenas adelante de los dos centrales y Carrasco trabajó en la presión media con Torresi y Ávila”, reveló el DT. ¿Dónde estuvo el clic para el cambio táctico? Pancaldo no duda: “Fue el partido con la CAI (1-4, en Comodoro Rivadavia), un partido rarísimo que teníamos para ganar y perdimos por goleada por quedar mal parados en las réplicas. Eso me preocupó más que cualquier otra cosa. Ya contra Alvarado (1-1) nos paramos diferente”. Fue relevante en Pico, como lo había sido en La Visera ante Deportivo Madryn (3-0), la presencia de Matías Sosa entre los titulares. Pancaldo estuvo a punto de no llevarlo a Mar del Plata, pero la lesión en la semana sufrida por Mellado lo devolvió al equipo. Hoy, el neuquino es titular no sólo por las bajas sino también, y sobre todo, por su buen nivel. “Cambió su actitud”, reconoce Pancaldo al momento de explicar la levantada de Sosa. “Los diez minutos que jugó con Alvarado mostró otra actitud respecto de lo que había hecho en Comodoro. Más compromiso con el juego y con el equipo. Nosotros queremos que tenga la cabeza en Cipolletti”, cuenta el DT, y agrega: “No es fácil para un jugador que viene de jugar en Primera División. Pero también es cierto que estuvo ocho meses sin jugar, que perdió la forma física y que recuperarse lleva tiempo y trabajo. Está mejorando y estamos contentos con eso”. Otro dato destacable en el partido de Pico fue la participación de los zonales. En el equipo titular fueron cinco o seis si se incluye al neuquino Sosa. El banco de suplentes fue cien por ciento regional. “Entraron con muchas ganas”, remarca Pancaldo, quien en el segundo tiempo mandó al campo a Cognini, Guajardo y Strack. “Por ahí los desbordó el entusiasmo, pero es importante eso. El aplomo lo van a ganar con la experiencia. Ellos saben que en el torneo van a tener oportunidades”, avisó. Por último, siguen las gestiones para incorporar al defensor de Unión, Mariano Mauri (Santa Fe, 1994), en reemplazo del lesionado Gastón Pinto. En lo futbolístico, el club tatengue está interesado en cederlo a Cipolletti, pero deberá arreglar la cuestión económica con su jugador. Mauri tuvo participación en el equipo de Unión que el año pasado consiguió el ascenso a Primera y actualmente forma parte del equipo de Reserva. (J. M.)


Comentarios


Retrasarse para ganar, la fórmula de Cipolletti