Rita Segato: “El violador es el sujeto moral por excelencia”

La frase es de la antropóloga feminista Rita Segato. Hoy, expondrá sus ideas en una charla que brindará en Neuquén.

En el acto de la violación no hay búsqueda de placer sino de control. Se moraliza a la víctima, se la castiga por su desacato al orden patriarcal. Esta idea pertenece a Rita Segato, una prestigiosa antropóloga e investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas de Brasil, que estará hoy en el Museo Nacional de Bellas Artes, a partir de las 19. Su pensamiento corroe el sentido común.

P- Usted define a la violación como un crimen del poder y no un crimen sexual, ¿en qué radica la distinción?

R- Los crímenes que llamamos crímenes sexuales en realidad son crímenes por medios sexuales, pero no son crímenes de intención sexual sino de intención de dominación.

P- ¿Por que cree que el derecho privilegia la mirada de que los violadores son seres anómalos que buscan placer?

R- Porque no hay una buena comprensión de la cuestión de género. Esos crímenes que parecen ser crímenes de la líbido, del deseo desatado, en realidad no lo son. Son crímenes que resultan de lo que yo llamo el mandato de masculinidad que es un mandato que obliga al sujeto que se pretende como masculino a espectacularizar su capacidad de control sobre la vida, sobre los cuerpos. No son crímenes de intención sexual, libidinales como yo los llamo, no son crímenes del deseo, sino que son crímenes de otro deseo que es el deseo de probar la masculinidad ante la mirada de los otros hombres accediendo al control territorial sobre los cuerpos de los otros.

P- Usted dice que los violadores imponen determinados valores que están en la sociedad por eso son sujetos moralizadores.

R- Esa afirmación ha ofendido a mucha gente. Lo mantengo, el violador es un disciplinador, es el sujeto moral por excelencia, se ve así mismo de esa forma. Él entiende que su tarea es castigar a todos aquellos que pueden ser vistos como en desacato con relación a la ley patriarcal, a la dominación, al orden social. Las mujeres, también las personas que tienen una divergencia en relación a la normativa de la sexualidad hegemónica, todos aquellos que son percibidos como en desacato al patriarcado son castigados por el violador.

P- En la zona hemos tenido casos de violación en la universidad, ¿cree que hay algo que opera allí de manera diferente?

R- No hay algo distinto. La universidad es un espacio social regido por las mismas normas que otros espacios. La norma patriarcal dice que ese espacio tiene dueños. Es un orden históricamente masculino. Estamos viendo un espectáculo de aumento en espacios insospechados, donde las personas se suponen que deberían tener cierta conciencia. Las universidades no han entendido que este es un tema central, aún en espacios considerados más democráticos, más ilustrados, aún ahí el orden patriarcal se manifiesta y hace víctimas en el presente.

Claves del pensamiento de Rita Segato

Los crímenes sexuales deben ser entendidos como crímenes del poder. El violador es un disciplinador. Se percibe como alguien que va imponer un orden de respeto a la figura viril.

El violador se rinde ante un mandato de masculinidad. Le exige un gesto aniquilador de otro ser para verse como un hombre, para sentirse potente.

Las respuestas punitivistas no han dado resultado. EE. UU. es el ejemplo más claro: tiene penas severas y tasas de violación altísimas.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios