Roca: respiro para los vendedores ambulantes

ROCA (AR).- Los vendedores ambulantes de Roca consiguieron ganar algo de tiempo y finalmente su desalojo no se hizo efectivo como había sido anunciado por el municipio, quien había intimado a los puesteros a dejar las calles ayer.

Aunque las quejas de la Cámara de Agricultura, Industria y Comercio de Roca (CAIC), el ultimátum municipal y los sucesivos operativos policiales hicieron de esta semana una de las más duras para los vendedores, estos trabajadores confían en una posible solución resultante del diálogo.

"Nosotros queremos resolver esto de alguna forma porque no nos vamos a ir, es decir, no vamos a dejar de trabajar, porque con esto vivimos. Estamos abiertos a discutir otras posibilidades con la municipalidad y los comerciantes" informó uno de los puesteros del radio céntrico.

Los vendedores de la ciudad no se cierran a otras alternativas para resolver el conflicto y según el comentario general, no descartan posibilidades como instalarse en las calles transversales a la Tucumán, o ser reubicados en algún espacio de la ciudad, exclusivo para la venta de sus mercaderías. "Dicen que no quieren reubicarnos ni darnos un lugar porque después piensan que se va a convertir en un tiradero o que van a ir a dormir los cirujas, y no es así", se quejó un vendedor.

"Parece un chiste, pero aunque nos dieron una intimación, un desalojo, igual siguen viniendo todos los días a cobrarnos el impuesto por estar en la calle. Es una ridiculez, pero como hace meses, seguimos pagando más de cinco pesos por día, que nos representa un gasto en impuestos de 150 pesos al mes, y no es poco, ni siquiera para un comerciante minorista con local", explicó otro ambulante.


Comentarios


Roca: respiro para los vendedores ambulantes