Rock de los ’50 para que todos bailen

Música, baile, juegos, poesía y mucho más es lo que ofrece el programa “Neuquén Cultural 2001” que desparrama por la capital neuquina propuestas para todos los gustos. Entre el amplio menú de este fin de semana estará la demostración de los instructores de la escuela de rock Memphis, que mostrarán cómo se baila el rock de los cincuenta, de una manera sencilla. Además, seguirán los recitales y el karaoke en los balnearios y juegos para toda la familia.

NEUQUEN (AN).- Como salidos de la época de Elvis Presley, los instructores de la escuela de rock Memphis reviven el género en su más pura esencia tradicional de los años ‘50.

Para ello, recurren a un método simple que propone un fuerte despliegue físico.

En una demostración de lo qué saben hacer, los responsables de dicha escuela, Alberto Cardozo y Margarita Retamal se presentarán hoy a las 21 en el pasaje ubicado sobre Vuelta de Obligado sin número y el 17 de este mes, a la misma hora y en el mismo lugar.

Mientras ensaya y se prepara para subirse al escenario que montará la subsecretaría de Cultura del municipio, Margarita cuenta que “lo que queremos hacer es una demostración para la gente, de lo que hacemos que es un rock and roll tradicional de los años 50 ó 60 y que hemos conservado a través del tiempo”.

Para esta ‘rockera’ se trata de “una modalidad que traemos al presente, para jóvenes niños y adultos y es una danza que funciona como un entrenamiento muy importante y a su vez motiva mucho por el ritmo”.

Rockera de alma, al igual que Alberto, Margarita trae a colación que “esta escuela de vida en marzo cumple tres años y nosotros con Alberto, llevamos treinta años con esto”.

Tanto para ella como para Alberto, “la idea es que los no tan jóvenes que no vieron bailar este ritmo lo puedan aprender porque nosotros tenemos un método sencillo de enseñanza, tanto para niños, adultos, adolescentes como para todos y no es imposible, es algo aeróbico y también se puede usar como actividad física ya que es un cable a tierra para el estrés”.

Los dos cuentan que entre sus alumnos “tenemos niños, adolescentes y adultos. Estamos enseñando en Buenos Aires 160, los martes y jueves de 21.30 a 22.30 y esto sigue en el invierno, es pago y forma parte de una contraprestación”.

Para estos rockeros, “el rock sigue vigente porque es la base, no murió, sino que cambió fuerza desde que surgió en el año `55, más o menos y luego fue cambiando al rock and roll tradicional que apareció en escena, pero fue modificándose”.

Haciendo un análisis de las mutaciones que sufrió esta expresión, Alberto explica que “se quedó atrás la danza y luego tomó otras facetas como el rock metálico, el rock pesado, el de protesta, y así sucesivamente y esto hace que el rock and roll esté entre la juventud de todos los tiempos”.

Sobre la forma que toma el rock que ellos despliegan, los dos bailarines sienten que “nosotros lo único que hacemos es reflotar el inicio del rock, porque somos la primer escuela en Neuquén y posiblemente en el país que enseñamos a bailar el rock tradicional, nos formamos desde hace muchos años, treinta por lo menos”.

Con tres años de antigüedad la escuela tienen en su haber unos 500 alumnos que aprendieron bajo su método y concurren desde madres y abuelos hasta adolescentes que aprenden a moverse al compás de los temas de Elvis Presley.

“Acá viene todo el mundo, desde la mamá hasta el hijo y la idea es que la pasen bien, se saquen la mala onda y que puedan estar bien, esto ayuda y mucha la gente lo usa como eso”.

Sobre lo que verán quienes se acerquen a la demostración pública, promete que “los alumnos nuestros actuarán con ropa de la época, las chicas con pollera plato, zapatos guillermina, zoquetitos, camisita blanca y una vinchita, y los chicos con tiradores, pantalón de vestir, camisa y todo eso, es decir lo que se usaba de la época”.


Comentarios


Rock de los ’50 para que todos bailen