Roncallo: “queremos conocer los datos educativos de los alumnos de Río Negro”

El ex dirigente del gremio docente advierte que tras la salida del ex ministro de Educación, Mango, “se observa que el criterio de resolver unilateralmente sigue y para lo que se pretende en educación es grave. El discurso nuevamente contradice la acción”. <b>Leé su carta de lectores. </b>



DICE LA GENTE

No hace mucho tiempo el gremio docente decidió por unanimidad expulsar al afiliado que ejercía el cargo de ministro de Educación por sus actitudes para con los docentes y su acción definida contra el gremio y las autoridades escolares al prohibir, entre otras tantas cosas, la palabra. En esa actitud llevaba puesto el acto autoritario de resolver y decidir por sí lo que quería, a pesar de su discurso, lo que claramente se demostró contrario a las acciones.

El tiempo pasa y, luego de haber mantenido nuestra organización muchas reuniones con la nueva ministra, lo que es auspicioso, desde el punto de vista de sentarse, se observa que el criterio de resolver unilateralmente sigue y para lo que se pretende en educación es grave. El discurso nuevamente contradice la acción.

La actual ministra sabe y conoce, ya que viene del mismo riñón, que las resoluciones autoritarias, sin consulta, emitidas por Mango, como la 35/13, 2500/14, 2390/14, entre otras tantas, deben anularse y generar reales espacios para definir todo lo que atañe a la faz laboral y político-educativa de los trabajadores de la Educación. Parece que vale más el corporativismo de gobierno, de los funcionarios, que aceptar las equivocaciones y permitir que el conjunto se exprese. Ante esta situación, entonces, los discursos de participación e inclusión son sólo discursos.

Hace unos días leímos una noticia de que el Ministerio de Educación de la Nación “quiere conocer datos educativos de jóvenes rionegrinos” (ADN, 2/12/14). Los rionegrinos también queremos conocer datos educativos de todos los alumnos de Río Negro. Desde el 2012 que en la Provincia no se editan y envían a las escuelas los datos estadísticos de todos los niveles y modalidades para dar a conocer la realidad estadística del sistema educativo, a pesar de las obligaciones que definen claramente los artículos 4 y 26 de la Constitución provincial. Desde ese año no se emiten los anuarios de estadísticas. Sólo se dan datos sueltos cuando se necesita hacer conocer un problema e imponer una normativa, como lo es en el caso de la resolución 2390/14 de articulación entre los niveles Primario y Medio de educación.

Esto fue producto de este gobierno que, si en verdad quiere cambiar la cara, ante el cambio de ministro, nada se ha dicho ni hecho. Las acciones siguen iguales. El discurso es sólo discurso.

Manifiesto esta preocupación porque siempre he defendido que un sistema educativo es real y democrático cuando las partes intervinientes participan en su construcción y definiciones fundamentales y además actúan en función de la concepción colegiada que claramente fijó para el sistema educativo la Constitución de la Provincia, desde su propio nacimiento. Como se hace en la escuela y que tanto exigen las autoridades, pero para arriba parece que molesta esto de la participación real.

La democracia es hasta el límite que unilateralmente parece definir la autoridad.

Desde el 2005 en adelante, ante la definición del gobierno de Saiz de imponer la figura de ministro de Educación y construir una megaestructura de personas y de sueldos para manejar la educación, la misma se transformó en un coto de caza para los intereses estrictamente de grupos de poder y de amigos del sistema educativo para permanecer y rotar en el mismo, en una especie de “se hacer de todo”, y por ello se ve como la misma persona rota de cargo en cargo. Esta estructura no sólo continuó con el cambio de gobierno, sino que sigue igual en su concepción y en sus acciones y hasta se profundizó con tremendos sueldos de los funcionarios.

Cuando Mango ingresó como ministro, rompió con las pocas designaciones de sumariantes que, a propuesta del sindicato, fueron hechas, en el marco de la Junta de Disciplina, y se rompió entonces la concepción colegiada de que los cuerpos tienen representación de docentes, de gobierno y de los padres. Él designó a los sumariantes sin intervención real a través de los congresos del sindicato, como corresponde, y vergonzosamente designó a todos los sumariantes en nombre del gobierno, no respetando la proporción de la Junta de Disciplina, tal como desde su nacimiento se venía haciendo con el dictado de la ley 2445. Bajo esta concepción de poder y de estructura mental de “que yo hago lo que quiero”, que parece que es como una marca registrada para los funcionarios cuando llegan a tener poder, también se designó a dedo a la representación de los padres en la Vocalía del Consejo Provincial de Educación.

Esta política se mantiene a pesar de que podría haber existido la oportunidad de cambiarla, ya que en el momento actual, de tener que designar a un sumariante, nuevamente se designa un amigo del poder en el dictado de la resolución Nº 4095/14 en General Roca (21/11/14), cuando hubiera sido la oportunidad de designar a la representación del sindicato y volver a los acuerdos del origen y concepto colegiado de participación.

Es una misma moneda, aunque tenga dos caras.

Prof. Héctor L. Roncallo

DNI 8.280.317

Roca

Prof. Héctor L. Roncallo

DNI 8.280.317

Roca


Comentarios


Roncallo: “queremos conocer los datos educativos de los alumnos de Río Negro”