Rubalcaba será el candidato de Zapatero

Descartan que haya otro postulante interno en el Partido Socialista Obrero Español para las elecciones del año próximo, en las que el Partido Popular aparece ahora como claro favorito.



#

Rodríguez Zapatero dice que en diez meses Rubalcaba puede revertir la situación electoral de los socialistas españoles.

MADRID- El Partido Socialista Obrero Español encumbró a Alfredo Pérez Rubalcaba, vicepresidente primero del gobierno y ministro del Interior, como candidato a suceder a José Luis Rodríguez Zapatero en la carrera de las elecciones generales que España celebrará en marzo de 2012.

“Va a tener ante sí una tarea de un gran esfuerzo, pero debo recordar que alguien que es un ‘sprinter’, que es capaz de correr 100 metros en diez segundos, es capaz de ganar en diez meses unas elecciones”, manifestó Zapatero en el comité federal que el PSOE celebró en Madrid casi una semana después de la debacle en las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo.

Rubalcaba salió del comité federal respaldado como líder que debe disputar los comicios generales frente a un Partido Popular al que todas las encuestas dan como vencedor indiscutible.

La hoja de ruta marcada por Zapatero cuando el 2 de abril anunció su renuncia a aspirar a un tercer mandato fijaba la celebración de unas elecciones primarias para designar a su sustituto.

Y el partido abrió hoy el proceso de esos comicios internos, pero salvo sorpresas poco probables, no llegará a haber votación, porque no se presentará nadie más. Y Rubalcaba será proclamado oficialmente candidato a La Moncloa el 18 de junio.

“Llevo 37 años en el PSOE y siempre he estado a disposición de mi partido y de mi país. No voy a dejarlo de hacer en este momento”, aseguró él en la intervención en la que confirmó su intención. “Estoy a vuestra disposición”, dijo después de haber escuchado el apoyo de la plana mayor del partido.

Tras su proclamación oficial en junio, el PSOE tendrá que vivir bajo una bicefalia hasta que pasen las elecciones generales de dentro de diez meses, ya que aunque Rubalcaba sea el candidato, Zapatero se mantendrá como secretario general del partido hasta el próximo congreso, que se celebrará pasados los comicios.

El todavía aspirante a candidato a La Moncloa habló de cambio y renovación y de “un nuevo proyecto” para ganar los comicios del año que viene.

“Os pido que tengáis tantas ganas de ganar como yo, y tanta determinación para ganar como yo”, dijo a sus compañeros de partido. “No vamos a las elecciones para obtener derrotas dignas, sino victorias democráticas”, aseguró.

El camino se lo despejó esta semana la ministra de Defensa, Carme Chacón, que ayer estaba muy seria.

Rubalcaba no sólo tendrá que trabajar por remontar unas encuestas que pronostican la derrota de los socialistas en marzo de 2012, sino que además deberá insuflar optimismo a una formación sumida en una crisis tras la debacle del pasado domingo en los comicios municipales y autonómicos, en los que perdió casi todo su poder territorial.

“La derrota grave que hemos sufrido es ante todo mi responsabilidad porque deriva sobre todo de la respuesta a la crisis económica. No soy persona de excusas. Las cosas son así, pero con errores, he hecho lo que entendía debía hacer ante la grave crisis, tomar decisiones serias, difíciles”, dijo Zapatero.

Y presentó a Rubalcaba como la persona apropiada para llevar las riendas. “Tiene y es capaz de generar toda la confianza y la credibilidad que el partido necesita en este momento”, aseguró. (DPA/AFP)

AP


Comentarios


Rubalcaba será el candidato de Zapatero