“Saludos a una gran profesora”



Leí en este diario que la profesora Nelly F. de Neumeyer cumplió 100 años, y quisiera comentar que siempre la recuerdo con gratitud, porque ella fue una figura importante en mi paso por el antiguo Colegio Nacional de Bariloche, aquel de las cabañas de madera con techos que filtraban el agua de la lluvia, pero que contaba con grandes profesores e impartía una educación de excelencia. Un diciembre soleado “la señora de Neumeyer”, como la llamábamos los alumnos, se molestó hasta mi casa para traerme de regalo un libro del célebre pintor Boticelli, como premio a mis modestos dibujos sombreados con plumín y tinta china que adornaban las carpetas de su materia y que ella tanto valoraba. Todavía me parece verla en el portón de mi casa, con el libro entre los brazos… También a una de mis hermanas, por entonces interesada en la historia local, la llevó a conocer a una mapuche memoriosa llamada Marcelina Marín y, para hacerlo, cruzaron en bote un tramo del río Limay, lo que resultó toda una aventura. En fin, gestos de una profesora inolvidable que dejó su rastro en quienes hoy, ya mayores, la tienen presente en las conversaciones que evocan con nostalgia los aprendizajes acontecidos en aquellos años dichosos del secundario. Me gustaría desearle feliz cumpleaños y decirle que no sólo guardo intacto el libro que me obsequió, sino que además me acuerdo con respeto de sus clases, de su estilo docente y su amor por el conocimiento. Graciela Zurieta DNI 10.442.280 Buenos Aires

Graciela Zurieta DNI 10.442.280 Buenos Aires


Comentarios


“Saludos a una gran profesora”