Araceli y Nacho: “La ruta 40 rumbo a los 7 lagos ya era un sueño, verla nevada fue emocionante”

Después de la nevada del domingo pasado en San Martín de los Andes, nuestro corresponsal Patricio Rodríguez recorrió los 30 km entre el lago Lácar y el Machónico. Mirá las maravillas que encontró...




La nevada del domingo pasado dejó a San Martín de los Andes con su mejor cara invernal, justo antes del comienzo de la primavera. Y residentes y visitantes aprovecharon para salir a disfrutarlo a pleno, algo que aun se puede hacer en estos días en los que el manto blanco permanece como telón de fondo en la montaña y los turistas aprovechan para ir a esquiar a Chapelco, que hoy comienza su curso para residentes neuquinos y rionegrinos. Pero entre las opciones que ofrece esta hermosa aldea, tomar la ruta nacional 40 en el tramo que atraviesa los Siete Lagos es una de las preferidas Aun hay sectores con nieve en los tramos a mayor altura.

Entre quienes se sorprendieron con tanta belleza estaban Araceli e Ignacio, una pareja de Mar del Plata que contemplaba el arroyo Partido. "Tomar el tramo de la ruta 40 camino a los Siete lagos ya parecía soñado... Pero la sorpresa de verla totalmente nevada superó ampliamente nuestras expectativas... Fue emocionante y bajamos del auto para tomarnos una selfie! Eso sí, previa guerra de bolas de nieve!", contaron entusiasmados. Aquí, un paseo en imágenes realizado el último martes, con punto de partida a orillas del lago Lacar y hasta el Machónico, a unos 30 km de San Martín.

El Arroyo Partido. Nace en el Cordón de Chapelco y corre hasta pasar bajo un puente en la ruta nacional 40 a 20 km de San Martín de los Andes. Allí hay un mirador desde donde ver el lugar exacto donde choca contra las rocas y se divide en dos: uno de los cursos seguirá rumbo al océano Pacífico y el otro hacia el Atlántico.

Arroyo Partido. Foto: Patricio Rodríguez

El origen está a unos 2000 msnm, donde ​ las aguas de vertiente y de deshielo provenientes de la cumbre del cerro donde funciona el centro de esquí dan vida a un pequeño arroyo que serpentea entre los bosques hacia el oeste llegando hasta el llamado Bajo de los Leones y luego cruza el puente en el Parque Nacional Lanín. El brazo izquierdo se convierte en el arroyo Culebra y seguirá camino hacia el este. El brazo derecho adquiere el nombre de arroyo Pil Pil y corre hacia el oeste.5.

.

La ruta escénica. Nada como la nacional 40 entre lagos, montañas y bosques para maravillarse con la magia de la Patagonia y sentirse parte del paisaje.

La magia de la 40. Foto: Patricio Rodríguez

Culipatín al paso.  Así estaba el paraje Pil Pil en estos dias. Ideal para deslizarse en la nieve a pura sonrisa.

Paraje Pil Pil. Foto: Patricio Rodríguez.

A pedalear. Esta ciclista que avanza por la ruta nacional 40 a unos 10 km de San Martín de los Andes es una de las tantas personas que salen a recorrer los Siete Lagos en bicicleta, una tendencia que crece.

A pedalear la 40. Foto: Patricio Rodríguez

Hay buenas noticias para los fanas de la bici: el Parque Nacional Lanín informó que la Administración de Parques Nacionales llamó a licitación para la construcción de una senda recreativa entre San Martín de los Andes y Catritre, el primer tramo de la Ciclovía de los Siete Lagos, que incluye bicisenda, senda peatonal, miradores y espacios de descanso. Comenzará en la costanera del Lacar y bordeará el lago a lo largo de cuatro km. Se espera que las obres comiencen a fines del 2021.

Pobladores rurales. Integradas al paisaje, entre arroyos (en este caso el Culebra) y montañas, las casas de quienes viven a la vera de la ruta, provocan una atracción irresistible en los viajeros y muchos paran conversar con los habitantes y sacar fotos. Viven de frente al cordón Chapelco.

Habitantes del paraíso a orillas del arroyo Culebra. Foto: Patricio Rodríguez

Mallín congelado. Otra sorpresa para los viajeros: el campo que se inunda, por los desagües, en arroyo Partido. Por las mañanas se lo puede ver así, congelado. Hay unos 50 cm de agua.

Mallín congelado. Foto: Patricio Rodríguez

Postal rutera. La 40 vincula los Siete Lagos y atraviesa el Parque Nacional Lanín y el Parque Nacional Nahuel Huapi en este tramo.

La magia de la 40 II. Foto: Patricio Rodríguez

Turistas en el mirador del lago Machónico. Una escena que se repite: la de quienes detienen la marcha para tomar una foto con la increíble vista que ofrece este lago de 2,65 km de longitud en el que se practican deportes acuáticos, esta prohibida la navegación a motor.

Su principal afluente es el río con nombre a la altura del paisaje: Hermoso.

Mirador del Machónico. Foto: Patricio Rodríguez

Paraje Pil Pil.  El caballo que avanza sobre la nieve es una de las maravillosas imágenes que regala el camino, de esas que permanecen en la memoria.

Paraje Pil Pil. Foto: Patricio Rodríguez

Comentarios


Araceli y Nacho: “La ruta 40 rumbo a los 7 lagos ya era un sueño, verla nevada fue emocionante”