Santiago apareció muerto en un pozo ciego

El chico de 6 años que había desaparecido el miércoles fue hallado sin vida.



BUENOS AIRES.- Santiago Tomás Miralles, el niño de seis años que estaba desaparecido desde el miércoles pasado, fue encontrado muerto ayer en un pozo ciego de una quinta ubicada a 30 metros de su casa, en la localidad bonaerense de Canning.

Poco después del macabro hallazgo, dos hombres quedaron detenidos como sospechosos de haber asesinado al pequeño, informaron fuentes policiales.

Santiago fue encontrado en el interior de un pozo tapado con una base de cemento en las inmediaciones de una casa quinta, por personal de la división Canes de la policía bonaerense, informaron fuentes de la fuerza.

El hallazgo se produjo cerca de las 16 durante un vasto operativo policial desplegado en los bosques de Ezeiza y zonas rurales cercanas, por más de 400 efectivos de distintas fuerzas de seguridad, investigación, infantería y caballería, además de vecinos y familiares del niño.

La hipótesis de crimen surgió a raíz de que el pozo en el que fue encontrado el nene muerto tenía una pesada tapa, que habría colocado el o los asesinos.

Si bien la policía no confirmó las causas del deceso y las condiciones en las que estaba el cuerpo, un importante grupo de investigadores trabajó en el lugar del hecho.

Vecinos de la zona, en declaraciones periodísticas, confirmaron el hallazgo, e indicaron que “el lugar en donde apareció es una manzana con muchas quintas”.

También aseguraron que los habitantes de la casa frente a la que apareció Santiago “colaboraron durante todo el día de ayer en los procedimientos de rastreo”.

Ayer por la mañana, Walter Miralles, padre del niño, desmintió categóricamente la posibilidad de que su hijo haya sido víctima de un secuestro, al señalar que “nadie llamó en ningún momento para hablar de un rescate”.

Asimismo, con pistas aportadas por el mismo padre, la policía realizó, sin éxito, procedimientos en el complejo habitacional Don Orione, en la localidad de Claypole, y también en Burzaco, sin resultado positivos.

Es que en el primer lugar un hombre dijo haber visto a Santiago cuando se dirigía a su casa, con quien supuestamente cruzó algunas palabras y, al llegar a su domicilio, vio por los noticieros que se trataba del menor buscado.

El titular de Red Solidaria, Juan Carr, dijo estar “impactado” por la muerte de Santiago Miralles, y señaló que “nuestros jóvenes no pueden seguir viviendo de catástrofe en catástrofe”.

“Estamos impactados, y si es verdad que alguien mató a Santiago, entonces nos tendremos que plantear como comunidad, pero en serio, cuánta catástrofe más podemos soportar”, dijo Carr.

Asimismo, se mostró preocupado por “los otros 194 niños que están desaparecidos”, e instó a la sociedad a que se ponga en movimiento para encontrarlos.

“Cuánta catástrofe irrumpe en la vida de nuestros chicos, de los jóvenes, de los grandes, hay que parar, no puede ser que así tengamos que vivir”, finalizó.

Santiago, de tez trigueña y cabello oscuro, había desaparecido el miércoles, entre las 14.30 y las 15.15, cuando jugaba con un amigo a pocos metros de su casa, situada en Pueyrredón 539 de Canning, partido de Esteban Echeverría, según refirió su madre, Silvia Morales.

(DyN / Télam)


Comentarios


Santiago apareció muerto en un pozo ciego