Saudi Aramco cerró el mejor trimestre desde 2018

La compañía del Estado de Arabia Saudita logró un beneficio neto de 25.500 millones de dólares en el segundo tramo del año. Esperan que la firma cubra su dividendo anual con flujo de caja libre.





La petrolera más grande del mundo, Saudi Aramco, obtuvo un importante salto en los ingresos impulsados por la recuperación de los precios del petróleo y los productos químicos. La firma obtuvo un beneficio neto, el resultado obtenido después de restar todos los gastos, de 25.500 millones de dólares en el segundo tramo del año y es el nivel más alto desde finales de 2018.

El flujo de caja libre aumentó a 22.600 millones de dólares, por encima del dividendo trimestral de la empresa de 18.800 millones de dólares por primera vez desde que se desató la pandemia.

El dividendo anual de Aramco es de 75.000 millones de dólares, el más grande del mundo, es una fuente crucial de financiamiento para Arabia Saudita. El gobierno, que posee el 98% de la empresa, está tratando de reducir el déficit presupuestario que se disparó el año pasado cuando los precios de la energía se hundieron con la propagación del virus.

La reapertura de las principales economías provocó un aumento en los precios de las materias primas, con un aumento del crudo de alrededor del 40% este año. En las últimas dos semanas, compañías petroleras como BP Plc, Chevron Corp. y Royal Dutch Shell Plc aseguraron que aumentarán las recompras y pagos de acciones, una muestra de que confían que lo peor de la pandemia ya pasó.

«Los resultados reflejan un fuerte repunte en la demanda mundial de energía y nos dirigimos hacia la segunda mitad de 2021 más resistentes y más flexibles, a medida que la recuperación global gana impulso», dijo el CEO de la Aramco, Amin Nasser en un comunicado el domingo. «Sigo siendo extremadamente positivo sobre la segunda mitad de 2021 y más allá. Sin embargo, la pandemia está claramente lejos de terminar«, agregó.

El petróleo acaba de tener su peor semana desde octubre, ya que la propagación de la variante delta, especialmente en China, nubla las perspectivas a corto plazo. El crudo Brent cayó un 7% a 70,70 dólares el barril la semana pasada.

El gasto de capital fue de 15.700 millones de dólares en la primera mitad del año y Aramco espera que sea de alrededor de 35.000 millones de dólares para todo el 2021, en línea con la guía anterior. Parte de ese dinero se destinará a aumentar la capacidad de producción diaria de crudo de 12 millones a 13 millones de barriles.

«Con menos inversión que vemos de otros productores a nivel mundial, esto crea una oportunidad», concluyó Nasser.

Con los niveles actuales de gasto de capital y precios del petróleo, la mayoría de los analistas esperan que Aramco pueda cubrir su compromiso de dividendos con flujo de caja libre. Aquellos en Bank of America incluso sugirieron que el pago debe aumentarse para que Aramco siga siendo competitivo ahora que las empresas petroleras occidentales están aumentando los retornos para los accionistas.


Comentarios


Seguí Leyendo

Saudi Aramco cerró el mejor trimestre desde 2018