Se cae la hipótesis del robo en la causa del policía que mató en Zapala

La fiscalía no encontró huellas digitales en el estéreo que Facundo Guíñez supuestamente había robado. Mañana habrá una nueva audiencia para revisar la preventiva del imputado, el policía Pablo Pallero.



Facundo Guíñez recibió dos tiros por la espalda el viernes 30 de agosto por la madrugada. (Foto: Gentileza.-)

Facundo Guíñez recibió dos tiros por la espalda el viernes 30 de agosto por la madrugada. (Foto: Gentileza.-)

Transcurridas 72 horas del crimen de Facundo Guiñez (29) en el barrio Epu Hueney de Zapala, a manos del policía Pablo Pallero (36), la primer hipótesis del caso comenzó a desmoronarse: la fiscalía no encontró huellas dactilares de la víctima en el estéreo que supuestamente había robado del automóvil del imputado. Está previsto que mañana se realice una audiencia de revisión donde la defensa intentará revocar la prisión preventiva del acusado.

Las novedades del caso fueron confirmadas a Río Negro por la fiscal jefe de Zapala, Sandra González Taboada, quien en indicó que “por el momento no se descarta ninguna hipótesis” y confirmó que si bien el aparato electrónico fue encontrado junto al cuerpo de la víctima, no hubo rastros que acrediten que Guiñez haya tomado por la fuerza el dispositivo.

En declaraciones radiales la fiscal ya había planteado algunos cuestionamientos sobre esta primer teoría del hecho y aseguró que “estamos viendo, o tratando de ver las circunstancias en que se produce el ruido que alerta a este efectivo a salir a fuera, tomar el arma y tomar esta decisión”. Agregó que las investigaciones desarrolladas por la fiscalía apuntan a obtener información que permitan acreditar “efectivamente si facundo estaba dentro del auto, intentando robar algo o no”.

Para esclarecer el caso será fundamental determinar que desencadenó la desmedida agresión del policía, quien atacó a la víctima con su arma reglamentaria de 9 milímetros. Por otro lado deberán determinar qué fue lo que ocurrió en el lapso de tiempo que transcurrió desde que Guiñez recibió los dos disparos por parte de Pallero, hasta el momento que su cuerpo fue hallado. González Taboada adelantó que para determinar la hora concreta en que recibió la herida se solicitaron informes anatomopatológicos y bioquímicos “que nos van a poder confirmar bien cuando murió”.

Según las primeras investigaciones el joven habría recibido los dos impactos de bala entre las 1:30 y las 2 de la madruga del viernes, y la policía lo encontró tirado en la calle alrededor de las 7:30 en la esquina de Chaco y Varone, a unos 120 metros de la casa del imputado, la fiscal adelantó que tras el hecho “Pallero se fue a dormir con la novia”. A la hora del hecho se recibió un llamado de un testigo alertando hecho y luego hubo un segundo llamado por la mañana cuando la policía encontró el cadáver.

Revisan la preventiva

Mañana a las 10 de la mañana se realizará la audiencia de revisión, donde la defensa del policía Pallero solicitará la prisión preventiva que dispuso el juez de garantías Diego Chavarría durante la audiencia de formulación de cargos que se efectuó el sábado al mediodía. El hecho está caratulado como homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y el imputado quedó detenido por el plazo de cuatro meses por el riesgo de entorpecimiento de la investigación.


Comentarios


Se cae la hipótesis del robo en la causa del policía que mató en Zapala