Se esperan mejores ventas de plantas y flores en la región

El fuerte impacto económico, endeudamiento y pérdidas de los viveristas durante la primera mitad del año no venció al sector el que apuesta a seguir produciendo para esta temporada.





Por D. García, A. Mazzoni y S. Marciani (INTA Bariloche)

Una de las actividades agropecuarias exentas de cumplir con el aislamiento social y preventivo, fue el sector de viveristas y productores florícolas quienes continuaron la producción y mantenimiento de las plantas durante la pandemia. Sin embargo, la prohibición comercial impuesta durante marzo y abril, frenó el ingreso por ventas, generó pérdidas, poniendo en en riesgo el pago salarios y la continuidad de algunos emprendimientos.

Son más de 30 productores de plantas y flores que se vieron afectados por la pandemia al oeste de las provincias Río Negro y Neuquén. Ellos ofertan alrededor de 400 variedades plantas y en el otoño planifican e inician la producción de algunas ornamentales que son comercializadas durante la primavera y el verano siguientes.

En este contexto fue difícil definir cómo y cuánto producir, en medio de un panorama con aumentos permanentes de insumos que dependen de la cotización del dólar.

En el mes de mayo, a partir de gestiones realizadas por el INTA Bariloche y viveristas de la zona andina, se logró destrabar la comercialización presencial de plantas y flores. Sin embargo, esto no fue suficiente para reactivar significativamente al sector y solventar los problemas económicos sufridos durante los meses anteriores.

En septiembre, con la llegada de la primavera, los viveros comenzaron a recibir a sus clientes manteniendo el uso de un protocolo nacional de prevención del covid-19 que incluye la producción, el transporte y la comercialización de plantas y flores elaborados por el INTA y la Asociación Argentina de Viveristas y Floricultores; y luego aprobados por el Ministerio de Agricultura de la Nación.

 “La temporada arrancó con cierta normalidad, la gente al permanecer más tiempo en la casa se anima a realizar mejoras en sus jardines y se acerca a los viveros buscando insumos y plantas”, explicó Ariel Mazzoni, especialista en floricultura del INTA Bariloche.

Mazzoni advirtió que: “un problema que puede surgir durante la temporada es el desabastecimiento de los comercios y viveros de venta al público dado que la mayoría depende de la logística de distribución de los viveros productores”, y agregó: “esto podría verse afectado en caso de restricciones de circulación en las rutas por las cuales se realiza el transporte de plantas”.

Desde el INTA se mantiene una comunicación permanente con viveristas y las dependencias de gobierno provinciales y municipales con el fin de asegurar continuidad de la actividad productiva y comercial durante la temporada. 

Por otra parte, el INTA Bariloche  está desarrollando una plataforma con información de los viveros de la ciudad que incluirá además a otros comercios como florerías y estará abierto a otras localidades de la región que quieran sumarse. Esta propuesta pone a disposición del consumidor toda la información del sector plantas y flores. Por medio de un mapa interactivo los interesados podrán ubicar los viveros, florerías y comercios de cercanía que ofrezcan los productos de su interés para concretar la compra. Los consumidores podrán acceder a información de contacto, ubicación geográfica y enlaces a los sitios web de los viveros, mediante el acceso al sistema de información Patagonia Norte disponible en el siguiente link:  http://sipan.inta.gob.ar/viveros/

“La información disponible sobre los puntos de ventas de flores y plantas, allana el camino para que más cantidad de personas puedan acceder y tener opciones para embellecer sus jardines, patios o galerías durante este tiempo de confinamiento en sus casas”, señaló Mazzoni.


Comentarios


Se esperan mejores ventas de plantas y flores en la región