Se quiso fugar pero una mujer policía lo corrió y se lo impidió

Un preso aprovechó la disminución de la velocidad de la ambulancia que lo trasladaba y forzó la puerta para emprender una rápida carrera. El preso no contó con que dos policías de la guardia de la Casa de Gobierno observaron su rápida maniobra y lo recapturaron. Una mujer policía fue la que lo alcanzó a pesar de la corrida del hombre por forzar su libertad.

FUGA EN VIEDMA

Una mujer policía de la Guardia de Seguridad de la Casa de Gobierno detuvo a un preso que intentó darse a la fuga al arrojarse del móvil policial, el viernes pasado el mediodia

A las 13 hs -cuando el tránsito comienza a complicarse en la ciudad por el horario de la salida laboral- la oficial principal Mariana Lamberti de unos 23 años junto con su compañero el suboficial principal Alberto Carrillo de unos 40 cumplían con su función de custodia en el ingreso a la Casa de Gobierno.

La atenta mirada de ambos y la inmediata reacción pudo más que los deseos de libertad de un interno del Penal N°1. Según se supo una ambulancia del Servicio Penitenciario que había salido de Tribunales. Fue en ese momento que de repente se abrió la puerta trasera y un hombre bajó a la carrera.

Sin dudarlo la oficial Lamberti corrió detrás del hombre alcanzándolo a la media cuadra. El interno la empujó tirándola al piso para continuar la huida pero en ese momento Carrillo completó la tarea de detenerlo mientras el personal penitenciario llegaba al lugar.

Al parecer el preso de unos 40 años cuyo apellido sería Sepúlveda estaría cumpliendo una condena de varios años en el Penal de Viedma y habría sido trasladado a Tribunales por un trámite de Habeas Corpus.

El rápido accionar de los dos uniformados de la Guardia de Seguridad de la Casa de Gobierno, a cargo del subcomisario Luis Alberto Frías, fue el comentario de ayer en Viedma. Los testigos ocasionales de la huida, persecución y detención destacaron la rapidez del accionar policial, sobre todo de la mujer, que en segundos alcanzó al hombre que nadie entendía porqué corría con tanta desesperación.

Luego cuando observaron el móvil del Servicio Penitenciario, las cosas comenzaron a tener un rasgo de explicación y mayor fue la admiración de la acción policial. Para nadie quedó dudas que la oficial Lamberti, al margen de la juventud, pone énfasis en su preparación física para cumplir con un servicio más completo.

Agencia Viedma


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios