Se triplicó la desocupación en la comarca Viedma-Patagones

Es la zona de referencia del Indec para medir la tasa de empleo en Río Negro. Arrojó un 5,2%, el nivel más alto de desempleo de los últimos siete años.





La tasa de desocupación de Río Negro se triplicó, ubicándose en la más alta del segundo trimestre en los últimos siete años. La encuesta laboral del Indec sobre la población del Valle Inferior concluye con unos 2.000 desocupados, mayoritariamente menores de 29 años.

En Río Negro, el único relevamiento oficial corresponde al conglomerado de Viedma (que incluye a la bonaerense Carmen de Patagones) y arrojó un índice de desocupación del 5,2%, que significa casi 2.000 personas sin trabajo de unas 37.900 económicamente activa. La medición del trimestre anterior (enero/marzo) arrojó 970 relevados sin ocupación.

Esta tasa de desocupación -según el historial de Estadisticas y Censos de Río Negro- es la más alta en los últimos siete años y sólo superada por el registro del segundo trimestre del 2010, que llegó al 7,1%, con una ocupación -por entonces- superior al 41%.

En este último registro, el 5,2% de Viedma-Patagones está por debajo del nacional (fue del 9,6%) y un poco menos del promedio patagónico (5,9%). En cambio, esa tasa de desocupación supera a los conglomerados de Comodoro Rivadavia-Rada Tilly, y de Neuquén-Plottier, con 3,7% y 4,2%, respectivamente.

En cambio, la población revelada en Río Negro tiene diferencias con sus ciudades chubutenses o neuquinos.

La tasa mayor de desocupación rionegrina comprende a las mujeres, especialmente a las menores de 29 años. Esta característica etaria -también alcanza a los varones jovenes- se distintiva y supera con amplitud al mismo sector en toda la Patagonia. Por ejemplo, la falta de trabajo en esa franja de edad está por encima del 17%, es decir, tres veces superiores a la tasa general. Más de la mitad de desocupados corresponden a ese grupo etario.

En un marco de crisis, la primer reacción social suele derivar en mayor número de personas que busca un trabajo remunerado. Ese mercado laboral puede tener dos derivaciones de la economía: crece el empleo o, directamente, sube el desempleo. Pueden darse, también, el incremento de ambos aunque, en el caso de Viedma-Patagones, la tasa mayor correspondió a la expulsión de quienes demandan un trabajo. La ocupación ascendió del 36,4% al 39,7%. Pero, se triplicó el nivel de desocupación, pasando del 1,6 al 5,2%, siempre considerando el mismo período de medición, el segundo trimestre del año.

El relevamiento provincial -que se enmarca en la encuesta Permanente del Indec- no discrimina actividades laborales. Pero se sabe que las oscilaciones habituales en la ocupación de Viedma y Carmen de Patagones responde a los vaivenes en el comercio y la construcción. Ambas actividades ya reflejan los impactos negativos por la caída económica y, además, el rubro de obras públicas (como planes de viviendas) tiene un marco declive, acentuado por las demoras en la puesta en ejecución de los proyectos del Plan Castello (edificio del Ipross y planta cloacal)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Se triplicó la desocupación en la comarca Viedma-Patagones