Seguían tomando la leche

ROCA (AR).- Funcionarios del área de Salud Ambiental del Ministerio de Salud secuestraron ayer por la tarde unas 300 cajas de leche de una escuela primaria de esta ciudad, luego de que los padres denunciaran que, a pesar de las medidas dispuestas por el Instituto Nacional de Alimentos (Inal), los niños continuaban consumiendo el producto marca Nutrimas.

La medida fue dispuesta ayer pasadas las 15 en la escuela 128 de esta ciudad, ubicada en Saavedra entre San Martín y Villegas, según confirmó la propia directora del establecimiento Ana Mattioli. "Nosotros oficialmente no recibimos ninguna notificación de las autoridades de Educación por eso continuamos con la entrega de leche a los chicos", dijo ayer por la tarde la docente, quien agregó que solamente habían tomado conocimiento de los hechos a través de los medios de comunicación.

Fue el padre de uno de los alumnos quien solicitó una caja de leche al establecimiento y luego realizó la correspondiente denuncia a las autoridades sanitarias, por lo que ayer mismo se presentaron los funcionarios y solicitaron la suspensión inmediata del refuerzo alimentario que se les brinda a más de 500 niños en los dos turnos.

"La verdad es que esta partida que recibimos el 29 de septiembre estaba mucho mejor que las otras", dijo Mattioli, quien explicó que tras la medida se deberá suspender definitivamente el complemento alimentario a los alumnos.


Comentarios


Seguían tomando la leche