Sergio Rotman se animó al disco solista

El multifacético saxofonista de Los Fabulosos Cadillacs decidió, tras casi 30 años en la música, volcar su gusto por el post-punk, el reggae, el dub y la new wave, en su esperado primer álbum.



Sergio Rotman, integrante de los Fabulosos Cadillacs, Mimi Maura, El Siempreterno y Los Sedantes, editó su primer disco solista y consideró que “los pibes de la movida urbana son inteligentes porque utilizan al sistema en su beneficio”.
“Estos pibes pienso que no, que (en nuestra generación) combatíamos el sistema y esta gente lo utiliza. Son dos funciones radicalmente diferentes, es importante para entender el sistema en el que vivíamos. Nosotros combatíamos el sistema, ellos lo utilizan”, dijo el inquieto y prolífico músico.
Este melómano inquieto charló con Télam sobre la escena actual y sobre su nuevo trabajo:

P- ¿Cómo surge la idea de grabar el disco? Tenés el proyecto con Mimi, tenés Los Sedantes, tenés El Siempreterno… Tenés espacio para meter tus canciones.
R- No fue una gran idea, ¿no? (risas). ¿En realidad sabés por qué fue? Porque llegado un punto, cuando sos un artista independiente, todo lo que dijiste que no se convierte en un sí, ¿se entiende? Con tantos años de carrera fui rebuscando un poco pensando qué nunca había hecho, y eso fue poner mi nombre atrás de un proyecto musical. Entonces me pareció lo correcto precisamente porque siempre había dicho que no lo iba a hacer.

P- ¿Con quién arrancaste? ¿Empezaste con la compu o a qué músicos llamaste?
R- En realidad yo nunca trabajo con demos electrónicos, porque se pierde mucho de la dinámica, que es lo que uno necesita. Lo que hice fue ir con Álvaro Sánchez, que es mi compañero en Los Sedantes y El Siempreterno. Después hablé con Gaby Muscio, que es de una banda excelente que se llama OK Pirámides. Los OK Pirámides me cedieron a su baterista para su proyecto y también me traje a su guitarrista, Gonzalo Campos. Después toca Saúl Díaz de Vivar, que toca en Los Pillos y de Los Sedantes.

P-¿Y cómo ves la movida de la música urbana en Argentina?
R- Es que si vos lo pensás, desde que yo escribí esas notas al día de hoy, el mundo se puso intenso con muchos músicos dignos de mi devoción. El mundo ha virado hacia un lugar artístico en el cual la música ya no es música, para los pibes lo que nosotros llamamos música es una aplicación que tienen en el teléfono. No tienen la relación que tenemos nosotros con la música. No está ni bien ni mal, es diferente, ellos se relacionan con la música como un placer, como algo que te acompaña. Para nosotros la música era la vida misma, era parte. Nosotros nos relacionamos con la música desde nuestra infancia y hoy en día se relacionan desde los sentidos, ¿Entendés la diferencia? O sea, vos hoy tenés 10 segundos para emocionarte, nosotros teníamos todo un día para escuchar un lado A y un lado B. La relación es totalmente diferente. No está ni bien ni mal, pero la música es una aplicación y no es un arte hoy en día.

P- Le pregunto al músico independiente y al que siempre ha sido punk, ¿estos pibes de hoy en la Argentina tienen esa actitud punk de llevarse todo puesto y de por ahí hasta cambiar el modo de negocios de la industria porque casi ninguno de ellos ha firmado con las multinacionales?
R- En ese aspecto sí, pero es netamente social, no es artístico. La relación social de hoy en día tiene que ver con un mundo que ha cambiado. Yo te entiendo perfecto el concepto que decís, te referís a una independencia absoluta en el video o en la maquinaria. El problema, y acá es diferente, es que la maquinaria murió, se detuvo.
Nosotros teníamos un enemigo bien claro: una policía y una compañía discográfica multinacional. Hoy en día los enemigos cambiaron. Entonces, una actitud punk debiera ser contra un orden establecido. Yo creo que estos pibes son excelentes comerciantes, en eso no lo dudo. Ahora, si son o no son punk, yo creo que son serviles absolutamente al sistema.
Utilizan aspectos que nosotros habíamos desechado, como las drogas o el sexo, lo cual estaba totalmente incluido en nuestra generación pero no necesitábamos andar diciéndolo por ahí. Estos pibes pienso que no, que combatíamos el sistema y esta gente lo utiliza. Son dos funciones radicalmente diferentes, es importante para entender el sistema en el que vivíamos. Nosotros combatíamos el sistema, ellos lo utilizan. En un punto no son punks, uno es para romper todo y el otro sentarse plácidamente a mirar como todo explota.
La diferencia clave entre ellos y nosotros es que nosotros queríamos romper el sistema, ellos lo utilizan. Entonces son serviles al sistema, ¿se entiende? Igual yo pienso que hemos sido devorados por el sistema, entonces si consideran que nuestra lucha es en vano coincido 100%.

Ficha técnica

Título del álbum: “Rotman”
Edición: Noviembre 2019
Músicos: Gonzalo Campos, Saúl Díaz de Vivar y Florián Fernández Capello (el hijo de Vicentico) en guitarra eléctrica; Álvaro Sánchez en bajo, Gabriel Muscio en batería, Ernesto Romeo en sintetizadores y Leroy Rotman (su hijo) en teclados.


Comentarios


Sergio Rotman se animó al disco solista