“Siento que aún tengo mucho para darle a Boca”

De ser titular inamovible a la rotación de hoy.



En la cabeza de Guillermo Barros Schelotto se cruzan diferentes sensaciones con gran intensidad. Por un lado los medios periodísticos lo toman como un símbolo de Boca y lo entrevistan con motivo del Xentenario. Pero a la vez también se menciona que en junio podría abandonar el club junto con otros históricos, en una hipotética renovación del plantel. El 'Mellizo', que el 4 de mayo cumplirá 32 años, no se muestra preocupado. Al contrario, exhibe ante la prensa toda su experiencia y habilidad para expresarse.

“Es muy lindo y un orgullo poder estar jugando en este momento del club y participar de los festejos de Boca”, aseguró Guillermo ayer,luego de la práctica matutina en Casa Amarilla. El delantero, que es jugador del club, señaló que está convencido de que aún puede realizar un aporte importante para el equipo y con ese objetivo en mente viajó a Italia. Estuvo dos días en Milan para perfeccionar su rendimiento físico y ahora aguarda en la Argentina el resultado de los estudios que le realizaron.

El presidente de Boca, Mauricio Macri, destacó la actitud del jugador: “Al viajar, el 'Mellizo' demuestra cuánto quiere al club y qué clase de profesional es”.

 

De titularidades y rotaciones

Acostumbrado a la titularidad cuando Carlos Bianch era el entrenador 'xeneize', el paso del tiempo, la llegada de más atacantes y la disputa de dos torneos provocaron que Barros Schelotto alternara entre titulares y suplentes. En esta temporada, el Mellizo jugó 16 partidos y convirtió dos goles.

“Siempre Boca es así. Desde que llegué es igual. Algún momento se jugaba siempre con el mismo equipo, pero el hecho de participar en dos campeonatos hace que rotemos permanentemente y estemos peleando para ver quién juega”, sostuvo Guillermo, quien disputa un lugar con Marcelo Delgado; y a ambos los acecha la sombra del ascendente Rodrigo Palacio.

“Siento que todavía tengo muchas cosas para darle a Boca y por eso busco mejorar. No me puedo conformar con lo que logré y quedarme dormido. Quiero más”, afirmó.

Pese a las lesiones y ausencias, cada vez que el Barros Schelotto pisa 'La Bombonera', ya sea como titular o para sentarse en el banco de suplentes, la hinchada lo ovaciona: “Guillermo / Guillermo”, es el himno que baja desde las tribunas. “Creo que tiene que ver con los resultados y los objetivos logrados. La gente siempre me trató muy bien”, se alegra el delantero, quien aseguró que está “en condiciones de jugar, a disposición de lo que decida Benítez y esperando la oportunidad”. (ABA)

La Libertadores, siempre

El 'Mellizo', como cualquier futbolista, desea estar en cada partido que dispute su equipo. Pero eso no le impide manifestar su preferencia en cuanto a los torneos que afronta Boca. “La Copa es más importante porque, si la ganás, sos el campeón de América y te lleva jugar por la Intercontinental”, comentó.

Guillermo llegó a Boca en 1997 y ganó todas las competencias posibles: cuatro torneos locales, tres Copas Libertadores, dos Intercontinentales y una Sudamericana. Ante el irregular presente que muestra el conjunto que dirige Benítez, el delantero expone los logros del último lustro. “En estos años se ha creado una especie de mística en la Libertadores que a Boca lo hace invencible. Pero tenemos que tener esa imagen en el Clausura para poder ganar también el torneo local”, afirma. (ABA)


Comentarios


"Siento que aún tengo mucho para darle a Boca"