Sigue abierta la polémica por comercios

Un descomunal desconcierto reinaba ayer en relación con la actitud que tomarán los comercios más pequeños y los supermercados durante las dos jornadas del censo. En la región tampoco estaba claro qué pasaría, aunque las Cámaras aconsejaban según criterios propios.



Apenas 24 horas antes de la realización del Censo 2001 en el país, imperaba la confusión y la polémica por la apertura o no de los comercios y las eventuales multas a los que decidiesen mantener sus puertas abiertas.

El desconcierto era mayúsculo en la Capital Federal y Buenos Aires donde por un decreto del gobernador Ruckauf se permitió la apertura de los negocios y la convocatoria a sus empleados en turnos rotativos. Por su parte, la Cámara Argentina de Comercio continúa las tratativas con el Instituto de Estadística y Censos (INDEC) para que no se restrinja la actividad comercial.

En la región, en Neuquén capital concretamente, los comerciantes minoristas afilaban el lápiz a último momento y evaluaban la posibilidad de abrir sus locales durante el operativo censal tras el anuncio del ministro de Trabajo de Nación, José Dumón, que aclaró que la cartera no tiene facultades para sancionar a los dueños de comercios que atiendan sus negocios durante la encuesta. Planteó así una abierta contradicción con las declaraciones que formuló el titular de la Coordinadora de Actividades Mercantiles Empresarias (CAME), Osvaldo Cornide. Este último dijo a DyN, tras la reunión que mantuvo con Dumón, que el funcionario “no va a sancionar a comercios que sean atendidos por sus propios dueños”.

Sin embargo, Dumón, a través de un comunicado, advirtió que “en el caso de comercios de provincias que abran sus puertas con empleados, las inspecciones corresponden a las secretarías de Trabajo y de Comercio de cada estado”, dijo el ministro.

En la región

De todos modos, el director municipal de Comercio e Industria, Fernando Gallo, reiteró que el municipio neuquino verificará el cumplimiento de la ley que establece feriado nacional para este fin de semana y que determina, además, el cierre absoluto de todos los lugares públicos mientras se desarrolla el censo.

El incumplimiento de la normativa puede derivar en una sanción con multas de hasta 1.250 pesos o la clausura del local, aunque la decisión final estará a cargo de los jueces de Faltas.

Ayer durante toda la jornada circularon versiones que indicaban que los híper analizaban la posibilidad de abrir sus locales. “Estamos esperando directivas desde casa central”, fue la respuesta que este diario obtuvo durante gran parte del día cuando consultó a las grandes cadenas comerciales. Recién por la tarde se pudo confirmar que permanecerán cerrados en el horario previsto para el censo.

Así, Tía y Jumbo abrirán mañana de 20 a 24, mientras que La Anónima lo hará de 20 a 23. El domingo las grandes superficies levantarán sus persianas a partir de las 13 cuando finalice el censo. Por su parte, el vicepresidente de la entidad que nuclea a los comerciantes neuquinos, Acipan, Edgardo Phielipp, estimó que “serán muchos los comerciantes que abrirán sus negocios”. Sostuvo que hoy analizarán el problema con las autoridades del municipio. No obstante, agregó, ya habíamos planteado a los organismos nacionales que esto iba a ocurrir.

Acipan anoche aún no había recibido información oficial desde la Cámara de Actividades Mercantiles y Empresariales (CAME) sobre la audiencia que mantuvo la entidad con el ministro de Trabajo de Nación.

A todo esto, el director de Comercio municipal reconoció los perjuicios económicos que eventualmente puede ocasionar a los comerciantes el cierre de sus locales, pero aclaró que “el censo es nacional y está organizado y es responsabilidad del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos y la ley que le da forma es nacional”.

A todo esto, la Cámara de Industria y Comercio cipoleña está sugiriendo a sus asociados que abran masivamente sus negocios el sábado y el domingo, una vez pasado el horario censal. En especial para el domingo, la pretensión de la CIC es que se convierta -siempre luego de las 13- en un día laboral, similar a los hábiles, ya sea con la sola atención de los propietarios o en acuerdos mediante con los empleados. Para controlar los cierres en horas de censo habrá personal del municipio juntamente con policías. No se producirán clausuras pero sí apercibimientos y luego actas que habilitarán las posteriores multas, la mínima de 200 pesos.

Por su parte la junta promotora del ARI, en Roca dio a conocer un comunicado, firmado por Dardo Sardá en el que da a conocer su posición crítica hacia la encuesta ya que los datos “serán sólo de utilidad para los patrones del actual modelo”. (AN, AC, DyN)

Los servicios en Roca

ROCA (AR).- En Roca la Cámara de Agricultura Industria y Comercio (CAIC) planteó a sus asociados ajustarse a las normas y abrir luego de las 20 de mañana y las 13 del domingo.

Los representantes de CAIC adoptaron esta postura luego de intentar que el Comité Censal provincia autorice la atención hasta las 13 de mañana y luego de las 20 del domingo, solicitud que fue rechazada. En tanto, los roquenses que quieran trasladarse dentro de la ciudad y no cuenten con movilidad propia deben saber que la empresa La Balsa trabajará mañana con un servicio de emergencia que pasará cada una hora, mientras que el domingo la actividad continuará restringida y será igual a la de otros feriados en el año. Por su parte, desde varias empresas de taxis se indicó que mañana de 8 a 20 y el domingo de 8 a 13 no habrá servicios de bases. Desde el municipio se indicó ayer que aún no estaba definido un plan de emergencia, pero aseguraron que la ciudad no sufrirá trastornos a raíz de la acumulación de basura.

Cabe recordar que de acuerdo a las normas, las prohibiciones que regirán desde las 8 hasta las 20 mañana, y desde las 8 hasta las 13 el domingo comprenden a clubes, comercios de artículos alimenticios y bebidas (entre ellos restaurantes, confiterías, panaderías, quioscos, autoservicios, supermercados e hipermercados, almacenes, cines, teatros y toda otra actividad comercial que implique afluencia de público).

Nos quieren “minimizar”

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Representantes mapuches de distintas comunidades locales consideraron que la ligereza con la que se introdujo la variable indígena en el próximo censo es demostrativa de que persiste desde el Estado la política de “negación y ocultamiento” de su realidad.

A su juicio, la falta de divulgación previa distorsionará los resultados del relevamiento y la intención del gobierno sería la de “minimizar el número” de indígenas que forman parte de la población total del país, lo cual debilitará sus demandas.

Explicaron que -especialmente en las grandes urbes- son pocos los indígenas que se reconocen como tales debido “al proceso histórico de sometimiento” que los ha llevado a negar su origen. Esto tiene relación, dicen, con la insistencia del poder en “reproducir el estereotipo del indígena campesino”.

Para dar a conocer su postura, los distintos agrupamientos mapuches montarán una radio abierta hoy a las 17 en la esquina de Moreno y Rolando.

El “Río Negro”, como siempre

Los días del censo -sábado y domingo- el “Río Negro” estará a la venta, como todos los días y en los horarios de comercialización. El diario podrá adquirirse en los habituales puestos de venta de la región.


Comentarios


Sigue abierta la polémica por comercios