Sigue la incógnita por la muerte de Ruth

La defensa del exmarido insiste que se suicidó. La Fiscalía y la querella asegura que la mataron.




Para el defensor particular de Claudio Javier Osman la prueba recolectada en la investigación indica que lo más probable es que Ruth Sagaut se suicidó. Por eso, solicitó ayer a los jueces de la Cámara Criminal Primera de esta ciudad, Miguel Gaimaro Pozzi, Marcelo Barrutia y Alejandro Ramos Mejía, la revocatoria del procesamiento y la prisión preventiva impuesta sobre Osman como presunto autor del femicidio de su esposa.

En cambio, el fiscal de Cámara Martín Lozada y los abogados Slavko Jankovic y Alejandro Valdés, representantes de la querella, expresaron su rechazó al recurso de apelación de la defensa y enfatizaron que las pruebas indican que a Ruth la asesinaron.

Así lo plantearon en la audiencia oral que se desarrolló a puertas cerradas a pedido de la defensa, en el edificio de Tribunales. La audiencia fue convocada por el tribunal a raíz del recurso de apelación que el defensor de Osman interpuso para tratar de revocar el procesamiento, con prisión preventiva, que había dictado el juez de Instrucción Bernardo Campana.

El hecho que se le atribuye a Osman ocurrió alrededor de la 1.50 del 18 de marzo pasado en el pequeño departamento que Ruth alquilaba, en el barrio El Frutillar. Allí vivía con sus cuatro hijos pequeños.

Ruth se había separado hace un año y medio de Osman, que es el padre de sus cuatro hijos, y había comenzado una relación con un joven del barrio.

Esa madrugada, Osman apareció furioso en el domicilio de Ruth, que estaba con su novio, mientras los chicos dormían.

Según estableció la investigación, el novio de la mujer le pidió a Osman salir a la calle, donde discutieron hasta que la expareja de Ruth se tranquilizó. El novio se marchó a su casa, ubicada a pocas cuadras, y Osman dijo que se retiraba, pero quería despedirse de la niños.

Luego, Osman apareció en la vivienda del novio de Ruth a pedir ayuda porque aseguró que la joven se había suicidado.

En el hospital zonal, personal médico advirtió que Ruth, de 29 años, presentaba un golpe en el rostro lo que despertó las sospechas. Horas después, Osman fue detenido y permanece alojado en el penal 3.

Ayer, en la audiencia Arrondo fundamentó que no hay pruebas suficientes para sostener que Osman mató a su esposa. Argumentó su recurso en la declaración en Cámara Gesell de una hija de la pareja para desvincular al imputado. Es más, pidió el sobreseimiento de Osman.

Lozada postuló el rechazo de la apelación. Para el fiscal de Cámara y la querella, Osman ingresó en el domicilio de la víctima, le pegó un golpe de puño en el pómulo izquierdo, la derribó y, luego, la asfixió con una cuerda.

Pidieron que se confirme además la prisión preventiva porque advirtieron que Osman en libertad podría influenciar a los testigos.

La resolución de la Cámara se conocerá en 8 días hábiles.


Comentarios


Sigue la incógnita por la muerte de Ruth